lunes, 18 de septiembre de 2017

Salamanca: una Villa Barroca ¿o una ciudad en ruinas?

  Hace un par de meses, en la presentación de un libro, alguien por ahí dijo de organizar un Festival Barroco en Salamanca... o al menos fue lo que entendí. ¿Festival? ¿Barroco además? Esto lo basaba en lo que Humboldt escribió en su obra al comentar que Salamanca es (era en todo caso) una ciudad "bonita". Entiendo que el barón era políticamente correcto.

  El que en Salamanca sobrevivan tres ejemplos de arquitectura barroca no le acredita a tener semejante presunción de un festival barroco... El templo y ex Convento de San Agustín, la Parroquia Antigua y la casa de Allende esquina 5 de Mayo es lo único que sobrevive en toda la población, de lo demás, arquitectura más bien de la última década del siglo XIX y las dos primeras del XX de lo poco que queda, está en ruinas, aquí una muestra.









domingo, 17 de septiembre de 2017

Antes y ahora: Placa en la Avenida Faja de Oro

Salamanca, 1985. Fue en ese año que se amplió y pavimentó la avenida Faja de Oro. Recuerdo que aun en los setenta el pavimento llegaba hasta la calle Ezequiel Ordoñes, que era hasta donde llegaba la mancha urbana. La ahora avenida  era de doble carril y corría paralela a la calle Tampico.

El 16 de abril de 2016 tomé esta fotografía, aun estaba colocada la placa que recordaba lo ahí sucedido en ese "Año de la Patria".

Salamanca, 2017. No sé cuándo habrá sucedido el robo, cosa a la que lamentablemente nos hemos acostumbrado, ver que las placas desaparecen, y la placa, claro es que ya voló... es decir, ya se la volaron.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

De cuando pasó Félix Ma. Calleja por Salamanca, 1810

  Sabemos que Miguel Hidalgo estuvo dos veces en Salamanca, la primera una semana luego del "grito", cuando se enfilaba rumbo a Guanajuato; la segunda, luego de la Toma de Granaditas. También sabemos que uno de los virreyes en turno, Iturrigaray pasó también pero no se detuvo, el iba a Guanajuato y solo cruzó por Salamanca, ni siquiera sabemos si entró a la villa o se siguió de largo por Temascatío pues le urgía (de algún modo) llegar al real de Minas. Sobre el paso de Maximiliano hemos dado cuenta en este blog, y también fueron dos noches las que pasó en la villa. Humboldt es otro de los personajes que en su rumbo a Guanajuato se detuvo por Salamanca, de él todo indica que estuvo alojado en el mesón que había en Temascatío pero no lo asienta en su libro. Porfirio Díaz pasó de largo, quizá solo se detuvo en la estación, cuando iba rumbo a Paso del Norte para entrevistarse con el presidente de los Estados Unidos. Pancho Villa estaba asentado en Irapuato en 1915, quizá pasó por Salamanca al igual que Álvaro Obregón que si bien estaba en Celaya, pasó por Salamanca para luego estar en el enfrentamiento en Santa Ana del Conde en donde perdió el brazo. Varios son los personajes de la historia que han estado de visita o de paso por nuestra ciudad, ahora encuentro que uno más, el más obsesionado por destruir el movimiento de Hidalgo también pasó por Salamanca: Félix María Calleja del Rey Bruder Losada Campaño y Montero de Espinosa, que luego sería nombrado virrey de Nueva España y más adelante obtendría el título de Conde de Calderón.

  Algo bueno tenía este personaje, le gustaba escribir, y de todos los acontecimientos hace un reporte. Gracias a ellos podemos darnos una idea más clara de los acontecimientos de cuando estuvo en campaña, entre 1810 y 1818 y fue él quien pidió a los comandantes llevaran un diario de campaña, uno de ellos fue Agustín de Iturbide y es en ese diario Militar por el que nos hemos ido enterando de lo que ocurría en Salamanca durante la guerra por la independencia. Calleja estaba destacado en San Luis Potosí cuando ocurre el alzamiento de Dolores, entre que se entera de los hechos y organiza su ejército ocurre la toma de Granaditas y la entrada de los insurgentes a Valladolid, para luego seguir rumbo a la capital de virreino, teniendo el triunfo en Monte de las Cruces, en las proximidades de la ciudad de México, eso ocurre el 30 de octubre de 1810; Calleja estaba ya en Querétaro iba en busca de los insurgentes y el enfrentamiento lo tienen el 7 de octubre en las inmediaciones de Aculco, son derrotados, Hidalgo se va por un lado de nueva cuenta a Valladolid para luego seguir a Guadalajara, mientras que Allende lo hace rumbo a Guanajuato. Escribe Calleja:

  "Batido y derrotado el ejército de los insurgentes el día 7 del mes último en Aculco, levanté el campo al siguiente, y me dirigí a Querétaro, donde di algún descanso a las tropas; pero con noticia de que el mayor número de los enemigos que huyeron de aquella acción, se había reunido en Guanajuato con Allende y los principales cabecillas; y que en esta ciudad, al abrigo de numerosa plebe y fuerte situación, se proponía hacer la mayor resistencia, habiendo acopiado al efecto sus mayores recursos de artillería, municiones y gente, me encaminé a aquel punto por los pueblos de Apaseo, Celaya, Salamanca e Irapuato, con  el doble objeto de reducirlos a la obediencia y organizar su gobierno, como lo verifiqué, y asegurándome las subsistencias impidiéndoselas al enemigo."(1)

  Bien me puedo imaginar el terror que había en la villa de Salamanca cundo vieron pasar a las tropas de Calleja a mediados del mes de noviembre de 1810. La fecha exacta no la dice, para el día 8 estaban en Querétaro en donde pasaron algunos días, que fueron 2, 3 o más, no lo sabemos, por lo que deducimos que fue a mitad de octubre cuando él y su numerosa tropa pasó rumbo a Guanajuato. Allá el real de minas que había padecido el 28 de septiembre la masacre de Granaditas, ahora enfrentaría el odio incontenible de Calleja.

Fuente:

Gaceta de la Regencia de España e Indias del jueves 7 de marzo de 1811. No. 32, p.242.

domingo, 3 de septiembre de 2017

Luis Chávez Orozco, distinguido historiador irapuatense

   Buscando datos de la cosa agrícola en el Bajío, encontré una referencia que me llevó a un autor del que desconocía su trabajo, el historiador Luis Chávez Orozco. Comencé a averiguar más de él y la primera sorpresa que me llevé es su lugar de nacimiento: Irapuato, la segunda es ver la gran cantidad de publicaciones que tuvo a lo largo de su vida. Razón por la cual considero importante compartir los datos que encuentro en Wikipedia y que nos dice de la importancia que tuvo tan distinguido irapuatense:

  Luis Chávez Orozco (Irapuato (Guanajuato), 28 de mayo de 1901- Ciudad de México, 16 de septiembre de 1996), fue un profesor, sindicalista, funcionario público e historiador mexicano. Fue promotor de la educación socialista, y destacado precursor de la historiografía social y económica moderna de México.

  Luis Chávez Orozco cursó sus primeros estudios en el Instituto Sollano y en la Preparatoria de León, Guanajuato. Su interés por el pasado mexicano le llevó a formarse como historiador autodidata. Fue profesor de Historia Moderna en la Escuela Nacional de Maestros en 1933, en donde fue uno de los impulsores de la “educación socialista”. Trabajó en la Secretaría de Relaciones Exteriores como jefe de Prensa y Publicidad, bajo la dirección de Genaro Estrada.

   En 1935 fue nombrado jefe del departamento de Bibliotecas de la Secretaría de Educación Pública (México), en donde coincidió con José Mancisidor, Rafael Ramos Pedrueza y Germán List Arzubide; posteriormente fue subsecretario de Educación (1936-1938); y jefe del Departamento Autónomo de Asuntos Indígenas (1938-1940), y como tal presidió el Primer Congreso Indigenista Interamericano, que se realizó en Pátzcuaro en 1940. De ahí se derivó la creación del Instituto Nacional Indigenista (hoy Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas), que impulsó junto con Alfonso Caso, Moisés Sáenz y Manuel Gamio.

  En 1941 fue embajador de México en Honduras. A su regreso participó en la organización del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, del cual fue secretario general del Comité Ejecutivo Nacional en diciembre de 1933 hasta su renuncia, en 23 de julio de 1945, en el contexto de una grave crisis en el sindicato y por diferencias con la línea impuesta por Vicente Lombardo Toledano. Posteriormente se retiró de la vida sindical y política, y desempeñó diversas labores burocráticas. El presidente Adolfo Ruiz Cortines le dio su apoyo, nombrándolo como asesor, para que pudiera dedicarse a la investigación histórica. Mantuvo este puesto hasta su fallecimiento en 1996.

 Chávez Orozco fue autor del primer libro de texto de historia, Historia patria (1934), para tercer grado, con el que pretendía “proporcionar a la niñez una explicación de los fenómenos sociales, subordinándolos al factor económico”, y conducir a la niñez “a una nueva interpretación de la historia nacional”.

  Su obra escrita es particularmente vasta, y muestra particular interés en la historia social y económica, especialmente de los grupos indígenas y la época colonial, apoyándose en documentos de archivos, lo cual destaca en en una época en la que predominaban los estudios políticos y biográficos. En sus escritos introdujo la perspectiva marxista, dando particular énfasis a la influencia de la estructura productiva en el desarrollo de las sociedades.

Entre sus obras de autoría individual se hallan:

El sitio de Puebla en 1863 (1927),
El sitio de Cuautla (1931),
La civilización maya-quiché (1932),
La civilización nahoa (1933),
La industria de hilados y tejidos en México 1829-1842 (1933),
Tres capítulos de historia diplomática. El hispanoamericanismo. La cuestión de Texas. Los límites entre México y Guatemala (1935),
Revolución industrial, revolución política (1937),
Historia económica y social de México. Ensayo de interpretación (1938)
Historia de México. Época precortesiana (1939).

sábado, 2 de septiembre de 2017

De rodillas: la veneración al Señor del Hospital en Salamanca.

  Sabemos bien, quienes profesamos la religión católica, que dentro del rito de la misa hay momentos en que se está de pie, sentado o en rodillas. Arrodillarse es el acto máximo de adoración hacia algo que se cree, en este caso a Dios o, a su representación terrena que es la Eucaristía. Habemos quienes no nos podemos arrodillar debido al problema de articulaciones, en ese caso aplica la genuflexión, que "es un acto de humildad que expresa nuestra fe en una autoridad superior a nosotros mismos". Y en México, desconozco si ocurre en otras latitudes, hay quienes hacen rituales extremos al pagar una manda y entran al templo de rodillas...

  Quizá sea en la Basílica de Guadalupe y en la de San Juan de los Lagos donde este acto ocurre con mayor frecuencia, pero aquí en el Salamanca, en el Santuario del Señor del Hospital es cosa común ver estas manifestaciones de fe y devoción, recorrer los doscientos metros de pasillo de rodillas, como lo vemos en estas imágenes. (En Fátima, Portugal, también hacen entradas en rodillas.)







  Larga es la historia de la devoción al Cristo negro del Señor del Hospital de Salamanca, su festividad es el Martes Santo, fecha que cambia, como bien lo sabemos, cada año y cae entre los últimos días de marzo y las primeras dos semanas de abril. De acuerdo con la leyenda, la imagen llegó a Salamanca hacia 1560... en términos históricos, es decir en documentos, aparece la primera referencia hacia 1720 aproximadamente, y se anota como "desde tiempo inmemorial", lo cual indica una cierta antiguedad pero no especifica cuál es. El punto está que el Santuario en Salamanca, al finalizar el siglo XIX era el cuarto en importancia en todo el país, antecedido por los de Guadalupe, San Juan de los Lagos y Chalma. Actualmente las peregrinaciones sigue, si bien no tan abundantes como antaño, la taumaturga imagen sigue siendo venerada.

  Salamanca mantiene viva la tradición de los "Tres Grandes Jueves", el Santo, el de la Ascensión y el de Corpus Christi. En las tres solemnidades hay fiesta pues son fiestas en torno a la imagen de Cristo. En la última, la del Corpus, es cuando el Santuario del Señor del Hospital se engalana durante la Octava de Corpus, tiempo en el que las asociaciones gremiales que sobreviven hacen su "entrada de la cera", tiempo ideal para visitar el Santuario que se engalana con elaboradas decoraciones de cera y flores.

viernes, 1 de septiembre de 2017

Antes y ahora: La parroquia del Sagrado Corazón

 Salamanca, 1972.- Esta toma aérea nos deja ver la capilla del Sagrado Corazón, a la derecha se ve la actual, en plena construcción, aparece el Auditorio, cuando era cine y el edificio de la Sección 24 del STPRM.

  Salamanca 1975. Ese año la capilla fue elevada a categoría de Parroquia, luego de 40 años se posicionó como una de las mejor organizadas en el Bajío.

 Salamanca 2017.- Y ocurrió, un buen día de julio que en cosa de 48 horas la esquina de Árbol Grande con Tenixtepec cambió radicalmente con la pintura que se le aplico de un tono durazno enceguecedor por decir lo menos.

domingo, 6 de agosto de 2017

De lo mucho que se publica en Salamanca y lo poco que se difunde.

  Ni son todos los que están, ni están todos los que son, así dice el dicho y aplica perfectamente para lo que hoy comparto contigo. De pronto queremos consultar algo sobre Salamanca, sea el pasado remoto que el de hace poco tiempo y no encontramos mucho, o casi nada... pensamos que sobre Salamanca no se ha publicado lo suficiente. Surge el interés de hacerlo y, cuando sale la obra a la luz, resulta que ya se había hablado del tema pero ¿nos enteramos? Al parecer no y cabe decir que: o no se supo, o no se difundió o no hubo interés en ese momento. Lo publicado queda allí, regularmente en el olvido.
  El punto está que, sobre Salamanca se ha publicado mucho pero, problema grave, queda en un círculo pues nuestra sociedad evolucionó sectorialmente, unos grupos que no se ven con otro grupos, unos que no se caen bien con otros o... de plano, porque no hay interés.
   A estas alturas del partido, luego de 414 de la fundación de la Villa, no vengo a abonar en el tema, por el contrario, vengo propositivamente a compartir lo que me ha costado un poco de tiempo compilar, leer, entender y ubicar: lo mucho que sobre Salamanca y los de Salamanca han (hemos) publicado.

  Comenzamos con el que bien podríamos catalogar como clásico, no solo para Salamanca, sino para todo el Estado de Guanajuato, se trata de la Geografía local, de Pedro González, salmantino al que poca atención le hemos dado. Su obra fue abundante, y en temas diversos. Ya hemos hablado sobre aquello que publicó sobre el siglo XX, dilema en el que muchos caímos cuando comenzó el siglo XXI. La obra en cuestión no fue un libro, sino más bien un folleto, lo puedes leer aquí. Otro clásico de don Pedro lo son los Apuntes históricos de Dolores Hidalgo. Una de sus obras que no he podido localizar es la de Algunos personajes ilustres de Salamanca y del Estado de Guanajuato. En cambio pude localizar, aunque en copia fotostática su Algunos objetos desconocidos, que presentara en el Congreso de Americanistas. La Geografía Local fue reeditada en 2004, cumpliendo un centenario, por Editorial La Rana, quizá logres encontrar aun un ejemplar. La publicación original es d 1904.

  Otro clásico, sin lugar a dudas, es la publicación de Florentino López Lira, en la cual encuentro un ligero problema, que es la confusión que crea entre lo real y lo novelado.Edición del autor de 1934.

  En ocasión del 350 aniversario de la fundación de la Villa de Salamanca, en 1953, F. García, creo se trata del profesor Fidencio, publica Las leyendas de mi pueblo.

  De lo publicado en 1967 y que se ha asumido como historia, que más bien es leyenda, en torno al Cristo negro del Señor del Hospital tengo mis dudas, dado que, en 1934 esta publicación salió a la luz a través de la Secretaría de Hacienda. El día que logre encontrar el documento mencionado, lo comentaré en este espacio.

  Don Ramón Garcilita Partida nos da una cátedra de lo que era la sociedad salmantina en los años veinte y treinta del siglo XX. La publicación se hizo a manera de homenaje a José Rojas Garcidueñas que recién había muerto. Publicado en Guadalajara, Jal., 1982.

  El libro de Ramiro Garma es un buen documento de lo que fue Salamanca en los cincuenta y sesenta, sus vivencias y sus anécdotas son indispensables para todo aquel que está interesado en la vida pasada de Salamanca. La edición es del autor y no está fechada. Fue en la década de los ochenta su publicación.

  Uno, quizá el primero de los Presidentes Municipales de Salamanca, que tuvieron la inquietud de escribir, fue, sin lugar a dudas el Doctor Luis Aurelio Sánchez Perez, su tendencia era enfocada, especialmente a la poesía, algo escribió de crónica. No aparece fecha de edición en este libro.

  Mayo de 1984 el arquitecto Guillermo Juárez Aguirre publica esta curiosa compilación de términos arquitectónicos del español, traducidos al inglés.

  La que fuera su tesis en la licenciatura de Economía, de Juan Diego Razo Oliva, fue publicada por el Ayuntamiento de Salamanca en 1971 con el nombre de Salamanca, dimensión económica municipal. El prólogo fue escrito por José Rojas Garcidueñas.

  Varias fueron las publicaciones de Juan Diego, una de ellas, Ignacio Ramírez López, apóstol de la educación popular, publicada por Ediciones del Gobierno del Estado de Guanajuato, en 1979 

  Fue en 1997 cuando apareció una edición de la Casa de la Cultura de Salamanca, en este caso un Recetario de Cocina Salmantina.

  Tema siempre presente en Salamanca, el de la contaminación ambiental, es tratado, en forma genérica por el arquitecto Juárez Aguirre en esta publicación de la Casa de la Cultura de Salamanca en septiembre de 1997.

  También, en 1997, es publicado el libro Crónicas de Valtierrilla del profesor Aurelio Méndez.

  El profesor Aurelio Méndez Sánchez, hizo varias publicaciones sobre Valtierrilla, una de ellas, Apúntes Históricos de Valtierrilla.

  El doctor Sánchez Pérez, ex alcalde salmantino, tenía el gusto por la poesía, otra de sus publicaciones es la que ahora vemos. No aparece fecha de edición, en cuanto a los 450 años, quizá se refiera a 2010, año en que se celebró el aniversario de cuatro siglos y medio de la llegada de la imagen del Señor del Hospital a Salamanca, pero, tengo entendido, estos versos fueron creados antes de la mencionada fecha.

  En 1982 la Oficina de Información y Relaciones Públicas, Distrito Occidente de Petróleos Mexicanos, publicó Salamanca gráfica y documental.

  En 1984 se publica Episodios Salmantinos por el Lic. Florentino López Lira.

  En 1935 José Rojas Garcidueñas se graduó como Abogado en la Escuela de Jurisprudencia con una brillante tesis que le fue publicada al poco tiempo: Victoria y el problema de la conquista en Derecho Internacional. Para 1984 la Universidad de Guanajuato la reedita. 

   No aparece consignado el año de publicación de este libro: Autoridades civiles de Salamanca de Jorge Iván Otero "Curro" Gallardo, pero fue en la década de los ochenta.

  Otra publicación de los ochenta fue Apuntes históricos de Salamanca, de Jorge Iván Otero "Curro" Gallardo.

  En 1987 aparece la primera edición del compendio de Guillermo Razo y Editorial Radar, Salamanca Hoy, otro de los "clásicos" de la biblioteca salmantina, en él encontramos toda la información de historia, cultura y sociedad del momento.

  De Juan Diego Razo Oliva, la editorial poblana Premia Editores publica Testimonios del viento, cancionero folclórico salmantino.En el año de 1987.

  Para todo estudioso de la región del Bajío en donde se ubica Salamanca, obra imprescindible es la de Ariane Baroni Boissonas, otra de las que podemos catalogar como clásicas. 1990.

  En 1991, con la intención de renacer la emblemática publicación de La Vihuela, sale el primer número con una colección de poemas del profesor Roberto Hurtado.

 El ex alcalde de Salamanca, Luis Aurelio Sánchez Pérez, publicó en 1992 El hombre esférico.

  En 1994, la Casa de la Cultura presenta las Crónicas de Salamanca, del Cronista Juan José Rodríguez Chávez.

   En 1995, en ocasión del Primer Centenario de elevación de la Villa de Salamanca a la categoría de ciudad aparece una obra que catalogo como verdadera joya que se atribuye a Pedro González por el ritmo que mantiene, su estilo es indudablemente de su pluma. En el manuscrito se le nombró como Apuntes Históricos de Salamanca.

  También en 1995, aparece la obra del historiador Hilario Pescador, Crónica rural.

 En 1996 aparece una edición del libro de Fernando Osorno Castro sobre la vida de Albino Garcia, obra publicada originalmente en 1940, reeditada por el Fondo de Cultura Económica en la serie SEP Setentas, luego editada en Salamanca (la que vemos) y vuelta a editar en Guanajuato en ocasión del 250 aniversario del nacimiento de Miguel Hidalgo en 2003.

  El actual doctor en Historia, José Alfredo Rangel Silva, nació en Tampico y llegó siendo niño a Salamanca, su tesis de maestría no se convirtió en libro pero es un referente para todo estudioso de la historia de Salamanca, fue presentada en 1998.

  El único arqueólogo del que tengo noticia de este rumbo del Bajío es Efraín Cárdenas García, oriundo de Valle de Santiago, publicó con el Colegio de Michoacán El Bajío en el Clásico, obra indispensable para quienes quieren saber lo que ocurrió en este rumbo en tiempos prehispánicos. Edición de 1999.

  Varias son las obras del salmantino, egresado del Colegio Militar, todas sobre Historia de México, que era su especialidad, en 1983 publica Narraciones militares con la Secretaría de la Defensa Nacional; en 1997 La conquista de México con Editorial Panorama; mismo año, misma editorial Grandes personajes de México; también su Historia de México; en 1996 Fechas históricas de México; y, en 2004, Gobernantes de México.

 La Universidad de Guanajuato en su Colección Nuevo Siglo, Serie Humanidades, publica en 2001 el trabajo del Dr. José Luis Lara Valdés: Salamanca, Guanajuato, a través de los religiosos de San Agustín.

 Quizá sea la primera vez que se manifiesta claramente la preocupación por le medio ambiente salmantino. 2002.

  En septiembre de 2003 aparece Salamanca a sus 400 años, edición del Ayuntamiento.

  Mucho se ha publicado sobre el templo de San Agustín, considero que la mejor obra que se ha hecho es la de Editorial la Rana en 2004, escrita por el doctor José de Santiago Silva.

  En 2005 Editorial Radar publica Salamanca Siglo IV, reflexiones al devenir histórico de nuestra ciudad.

  En 2005, año por verificar, Eva Luz Villalón Turubiates publica Salamanca, ciudad encantada; es un rescate de leyendas.

  En ocasión del Bicentenario aparece la monografía Salamanca, compendio cultural. Coordinado por Luis Rodríguez del Moral. Está disponible en línea, la puedes descargar aquí.

  Agosto de 2009 sale Los retablos barrocos del templo de San Agustín de Salamanca, Guanajuato de fray Antonio Tello Martínez; es una visión más enfocada a lo espiritual.

  Aurelio Agustín, el corazón que todavía arde, publicación de 2011 del padre Antonio Martínez Téllez, un ensayo hagiográfico en base a las confesiones y la vida de San Agustín de Alipio.

  Monserrat García Rendón publica, en 2011, a través del Ayuntamiento 2009-2012, su obra: Génesis de una villa y su parroquia. Salamanca siglos XVI-XVII.

  Para 2013, como homenaje al centenario del nacimiento de José Rojas Garcidueñas, Editorial La Rana reedita El erudito y el jardín, obra imprescindible en las bibliotecas de todo salmantino.

  La doctora Martha Beatriz Loyo Camacho, salmantina, publica con el Fondo de Cultura Económica, Joaquín Amaro y el proceso de institucionalización del Ejército Mexicano. 2003.

   En 2004 la Universidad de Guanajuato presenta Preparatoria de Salamanca. Una historia de generosidad. Escrito por Rosa María Ramos Torres.

   2013 es la segunda edición del libro que trata sobre la fiesta que en Salamanca conocemos como Gremios. La celebración del Corpus Christi en Salamanca, de Arturo Zárate Magdaleno.

  En 2012 Leticia Galván Peña nos lleva a conocer un edifico olvidado en Salamanca en su Teatro Juan Valle, vida y nostalgia de una época.

  Francisco Escoto Montoya publica su novela, Sebastián, un idilio bajo el Valtierrilla cristero.

 El clásico salmantino de los ochenta es, sin lugar a dudas, Salamanca, recuerdos de mi tierra guanajuatense de José Rojas Garcidueñas, publicado originalmente por Editorial Porrúa en 1982, para 2014 es reeditado en forma comentada por un servidor.

  Es en 2015 que la monografía correspondiente al la Administración 2012-2015 publica Salamanca, un trayecto al futuro, obra en la que tuve el gusto de participar.

  En 2015, en ocasión al 40 aniversario de erección como parroquia del templo del Sagrado Corazón, se publica su Monografía, en la que también tuve el gusto de participar.

  La profesora Dolores Mendoza Silva escribe la Vida y obra del mártir San Bernabe, ese que conocemos como "el santo de Valtierrilla".

  Es en 2015 que otro ex alcalde publica, Carlos Muñoz Mosqueda presenta La hermandad de las Salamancas.

  En un tercer retomar el nombre de El Vihuelo, para 2015 el Archivo Histórico local publica, ya en formato de libro, las Leyendas de mi tierra salmantina. Compendio de muchas de las leyendas conocidas en Salamanca.

  Diciembre de 2015, el Archivo Histórico de Irapuato publica en el Boletín No. 14 mi ponencia sobre Tomasa Estéves.

  2016 en el Archivo Histórico local se publica la historia de los bomberos: Cuerpo de rescate salmantino: Bomberos.

 Para noviembre de 2016 Rosa María Rojas presenta su Salamanca, una línea del tiempo en imágenes del siglo XX.

  El historiador norteamericano, John Tutino, profesor de Historia en la Universidad de Georgetown publicó en 2011 una visión totalmente distinta del Bajío, en el cual, en buena medida, Salamanca y Querétaro los toma como excelentes ejemplos de lo que fue el desarrollo económico en el siglo XVI y XVII, la edición original fue en inglés con la Duke Press, para 2016 FCE y Colegio de Michoacán realizan la publicación en español.

  Dentro de la serie Arquitectura de la Fe, Editorial La Rana, publica en 2016 De maitines a completas, obra de Laura Gemma Flores García.

  Otra obra publicada al final de 2016 es la edición especial de Detursa, Summa Salamanca.

  También en 2016 el arquitecto Alfonso Gutiérrez Nieto presenta: Información de la construcción y arquitectura en Salamanca, Gto.

  Junio de 2017 aparece otra obra de Leticia Galván Peña, Adagio para Ernesto y Luisa, obra en que los personajes centrales son el ingeniero Ernesto Barton y su esposa, Luisa Moreno, recreada en su época, finales del siglo XIX en Salamanca.

  Julio de 2017. Andrés Granados nos ofrece una recopilación de sus relatos y entrevistas de personajes de la vida cotidiana salmantina en De la vida y del oficio como historia.

  Julio de 2017, Galia Razo, junto con un grupo de escritores del taller de redacción del Centro de las Artes nos ofrecen una serie de cuentos infantiles en Contigo puro cuento.

  En agosto de 2017 aparece el libro de Hilario Pescador: Matilde Alfaro Rangel, vida y obra del personaje salmantino de la época de la Revolución.

  Seguramente te has sorprendido de la cantidad de obras que se han publicado en Salamanca o por salmantinos y del enorme acervo que contamos; no están todos los libros, seguramente hay más, estos son los que he localizado en la última década, algunos localmente, otros han sido obsequios de personas que saben de mi afición por la historia, unos más en tiendas de libros usados en las calles de Donceles en la Ciudad de México. Debemos agregar las publicaciones que, como revistas han aparecido, como La Gaceta de la crónica de Salamanca, Pirami del Archivo Histórico, y Nuestra Tierra de la Casa de la Cultura. Con todo esto comprobamos que en Salamanca sí existe talento... y mucha historia.

Si sabes de alguna otra publicación te agradeceré lo comentes y más aun que me envíes una foto de la carátula al correo: oficina.utt@hotmail.com