lunes, 29 de septiembre de 2014

¿Qué habría en el pedestal en la parte alta del antiguo templo del Hospital?

   Esta foto es, probablemente de 1889 o 1890, alcanzamos a ver la base octogonal que tenía la "Pirami" en el lado derecho casi abajo de la toma. Vemos que aun no se comenzaba a levantar el nuevo templo del Señor del Hospital, proyecto que, de acuerdo al plano hecho por Ernest Barton, tiene fecha de 1888. Notamos algunos puestos en la plaza y hay algo que me llama mucho la atención en esta toma, hay que observarlo con detenimiento, para ello hacemos un acercamiento a la imagen.

   Lo marco con una flecha, es el pedestal que, en algún momento supuse era el que tenía una cruz atrial que, pensando en rescatarla del atrio, se colocó en la parte alta del templo, cosa habitual, por ejemplo aquí mismo, en Nativitas, en donde fue colocada encima de la torre. Pero esa suposición se viene abajo ahora que veo el detalle de la fotografía, era otra cosa la que se había colocado allí ¿qué habrá sido? no tengo la menor idea, no es posible hacer acercarnos más a la toma, no puede ser algo de iluminación pues aun no era introducida la energía eléctrica a Salamanca. La duda me queda.

  Esto es lo que podemos apreciar en la actualidad en ese punto, solamente lo que fue un pedestal. Pero, un pedestal... ¿para qué?


sábado, 27 de septiembre de 2014

Antes y ahora: La esquina nor-oriente de Hidalgo y Tomasa Esteves.

   1960. Al parecer esta fue la primera estación de gasolina que hubo en Salamanca ya con el nombre de Pemex, podemos notar el letrero que llevaba aun la caligrafía que Petróleos Mexicanos usaba en esa época, se localizaba justo en la esquina norte de Hidalgo y Tomasa Esteves, no sé bien cuando fue retirada de allí la gasolinera y en su lugar se construyó un edificio.

   2014. En la actualidad sobrevive el antiguo edificio, que fuera la casa de don Florencio Orozco, ahora como tienda de telas, la casona se conserva casi intacta, mientras que, del otro lado de la acera, aquella que fuera la gasolinera "Servicio Salamanca" desapareció para dar paso al edificio del Banco Nacional de México, que ahora conocemos como Banamex.

viernes, 26 de septiembre de 2014

La desaparecida placa de la Calle Hidalgo en Salamanca.

   Quizá has visto estas placas en algunas de las poblaciones del estado de Guanajuato, de las que recuerdo haber localizado están la de Irapuato, justo en la esquina donde se ubica la Casa de la Cultura, en una de las entradas a la librería Educal. Recuerdo haber visto no solo una, sino varias en la calle Hidalgo de Pénjamo, también en Jaral del Progreso, en Tarandacuao, en Acámbaro, en Cuerámaro, en San Diego de la Unión, en Tarimoro y en San Miguel de Allende. Deberían estar en todas las demás poblaciones pues este fue un regalo que hizo el gobierno del estado a cada municipio como parte de las Fiestas del Centenario, para las cuales se solicitó que una de las calles principales de cada población llevara el nombre de Hidalgo. Este cambio de nomenclatura se había dado ya en 1906 cuando, en ocasión del Centenario del Natalicio de Benito Juárez, el gobierno central pidió que se nombrara Juárez a una de las calles principales, en este caso, el de Juárez, ocurrió a nivel nacional, lo de Hidalgo fue a nivel estatal.

   En Salamanca existieron ambas placas, las que conmemoraban el Centenario de Juárez y las de la Calle Hidalgo, de la primera existe una fotografía en la que se alcanza a ver la placa, que estaba colocada en lo que hoy es la zapatería Coppel-Canadá, en un local junto al Bar Gambrinus. De las placas de Hidalgo no se conserva ni una sola fotografía pero, de acuerdo a lo visto en las poblaciones en donde sobreviven, la placa estaba colocada en la calle de nombre Hidalgo más próxima al Jardín Principal o Plaza de la Constitución.

   Al revisar en el Archivo Histórico Municipal de Salamanca encontramos el documento que nos dice del envío de las placas: "Refiriéndome a la atenta comunicaión de Ud. núm. 320, fecha 21 del mes próximo pasado, tengo la honra de manifestarle, por acuerdo del Gobierno, que hoy se remiten a Ud. por Express, dos placas para que sean colocadas en las calles desginadas al efecto con el nombre de Hidalgo. Libertad y Constitución. -Guanajuato, 12 de Septiembre de 1910. Leopoldo G. Jiménez."

  Vemos, pues, que fueron enviadas dos placas con el nombre Calle Hidalgo de las tres solicitadas, se hace referencia a un oficio de número 320, el cual nos da más datos sobre el material, cantidades asignadas y fabricante de las singulares placas:

No. 320.-
   "Comunica haber recibido de la Casa de Jorge Unna y Compañía, una placa para el municipio de Salamanca y tres para el de Pueblo Nuevo y pide le sean remitidas otras 3.

   Para conocimiento del Ciudadano Gobernador del Estado, tenga la honra de comunicar á Ud. que con fecha 18 de los corrientes, los señores Jorge Unna y Compañía de San Luis Potosí me remitieron por orden de esa misma Superioridad, cuatro placas de fierro fundido una para este Municipio, la cual tiene la inscripción siguiente: "16 de Septiembre-1810-1910", y las otras tres para el Municipio de Pueblo Nuevo, cuyas placas ya obran en mi poder e inmediatamente serán remitidas a su destino las de Pueblonuevo; suplicando a esa Superioridad, siempre que para ello no haya algún inconveniente, se sirva ordenar me sean remitidas otras tres placas que tengan la inscripción de "Calle de Hidalgo-1810-1910" a fin de colocarlas en las calles que en esta ciudad deben ser designadas en lo sucesivo con ese nombre.
   Protesto a Ud. las seguridades de mi atenta y respetuosa consideración.

        Libertad y Constitución

        Salamanca, 21 de Agosto de 1910.-

Ciudadano Secretario de Gobierno.
Guanajuato.- (1)

   Con esto sacamos varias conclusiones. La primera, que para 1910 fueron cambiados los nombres de varias calles de Salamanca, dándole ahora el nombre de los héroes de la Independencia, además de Hidalgo podemos considerar las de Allende, Aldama, Abasolo, Guerrero, Morelos y Mina; ya antes, en 1887, se había determinado que se honrarían a los héroes salmantinos que participaron en la Independencia dándoles sus nombres a las calles en donde vivían, estas fueron las de Tomasa Esteves, Albino García y Andrés Delgado. Al parecer la población (como suele ocurrir en estos casos) no aceptó los cambios en la fecha en que se acordó, pues, según lo vi en el acta de defunción de mi bisabuelo de 1892, que aun se anota la Calle de Marte, que es la actual Tomasa Esteves.

   Tenemos que a Salamanca fueron remitidas dos placas con el nombre de Calle Hidalgo, una de ellas fue colocada en esta esquina, en donde actalmente está el Scotiabank. Allí anteriormente, estuvo otro banco, creo era el Serfín, pero no sé que había antes en esa esquina. Siendo el centro de la población, debió haber sido, originalmente una casa muy grande, que abarcaría, al menos, los tes locales que vemos en la toma. Esa placa se perdió.

   Dudo que la placa se haya colocado en esta otra esquina, la del lado norte, pues, según lo he visto en las poblaciones en donde sobreviven, siempre están en la esquina más próxima al Jardín Principal. En esta esquina hubo en los años cincuenta y sesenta una gasolinería.

   Creo que en esta esquina, la sur de Zaragoza e Hidalgo, sería el sitio ideal para colocar la reposición de la placa del Centenario, de la Calle Hidalgo, esto debido a que es imposible colocarla en donde estuvo originalmente, además de que este es un edificio de valor histórico y arquitectónico.

   En esta esquina debió haber estado la segunda placa del centenario que decía Calle Hidalgo, allí se localizó por mucho tiempo una casa enorme, que era propiedad del señor Cura Saavedera, desconozco cuando fue demolida. La placa que se colocó allí, también desapareció hace mucho tiempo.

  En la misma base, de que las placas se colocaban hacia el lado más próximo del Jardín Principal, dudo que la segunda placa haya sido colocada en la esquina norte de Hidalgo y Zaragoza.

   El Jefe Político en 1910, solicitó tres placas con el nombre Calle Hidalgo, esto debido a que había al menos tres tramos en los que él quería que se nombrara como Hidalgo aquella que antes se conocía como Calle del Santuario, en esta esquina estuvo hasta los años sesenta la casa de don Vicente Arredondo, luego fue construido allí el edificio del Banco de Comercio, actual Bancomer. Allí nunca fue colocada placa alguna.

   En esta otra esquina estuvo la casa de don Apolonio Garcidueñas, luego daría paso al edificio del Cine Salamanca, actual tienda Elektra, esa era la esquina norte del tercer tramo de la que se nombró, en 1910, calle de Hidalgo.

   Un cuarto tramo de la Calle Hidalgo hacía esquina con la Calle Porfirio Díaz (actual Obregón)

   El quinto y último tramo de la calle que llevó por nombre Hidalgo a partir de 1910 fue este, el que ahora forma la esquina con Colón, desconozco cual era el nombre anterior de esta calle.

Fuente:

1.- Archivo Histórico Municipal de Salamanca. Copiador de Cartas. Año de 1910. p.124.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Buscando la protección del Señor del Hospital en la inundación de 1958 en Salamanca,

   Estas fotos que ahora comparto son un  documento extraordinario para la historia de Salamanca, de todas ellas, hasta donde bien recuerdo, solamente una se ha difundido en las diferentes publicaciones que hemos tenido en las últimas décadas en nuestra población, el resto estoy seguro te sorprenderán si es que no las habías visto con anterioridad. Se trata de una peregrinación que hubo en Septiembre de 1958 en busca de la taumaturga ayuda del Señor del Hospital al ver la corriente que día a día aumentaba en el río Lerma, finalmente el 20 de Septiembre, el río se desbordó con las consecuencias que una inundación de tal magnitud representó.






miércoles, 24 de septiembre de 2014

El enigmático Jardín de San Agustín y la otra pirámide que hubo en Salamanca.

   De ese ciento de fotografías antiguas que se conservan para fortuna de todos en Salamanca, en donde podemos apreciar lo que fue la ciudad a principios del siglo XX, y algunas pocas imágenes de finales del siglo XIX, hay una que la hemos visto en repetidas ocasiones pero que, creo, no nos hemos detenido a analizarla puntualmente. La fotografía se dice fue tomada en lo que era el Jardín de San Agustín, eso que ahora conocemos como Plazoleta Hidalgo, en la cual estuvo primero el Pozo Artesiano, luego se construyó en poco más de la mitad de la cuadra el Mercado Municipal que llevó por nombre, como la tradición marcaba, el de Hidalgo. En esta fotografía lo que una vez comenté fue la presencia del perro galgo, eso me llamó la atención pues hay otra fotografía, de 1912, cuando aparece otro perro, un sanbernardo, el cual tenía por nombre Otelo y que fue personaje central de un relato intersantísimo que hizo Rojas Garcidueñas, incluido en su libro El erudito y su jardín.

   En un artículo previo, habíamos visto a través de una buena cantidad de fotografías como esta sitio, frente al templo de San Agustín, ha ido evolucionado a lo largo del siglo XX y las primeras décadas del XXI, basándonos en dos cosas solamente, lo que fue el Mercado Municipal, y lo que es la Plazoleta Hidalgo. Ahora complementamos esa información con este análisis, en el cual, lo que vemos al centro del Jardín es una columna que guarda gran similitud con la que existió en el Jardín de la Constitución, y que llevó por nombre La Pirámide, a la que todos referían, en aquel entonces como la Pirami

   Para quienes gustan de saber el origen de las palabras, siempre hay la duda de por que dos conceptos que creemos disímbolos se entrelazan. Por pirámide entendemos siempre un cuerpo de cuatro caras en forma triangular ascendente, esto debido a que se nos viene a la mente la imagen de las pirámides más conocidas, sean las de Egipto que las Mayas o Teotihuacanas pero, entendiendo que el lenguaje evoluciona, el concepto de pirámide era distinto en el siglo XIX y antes, pues estaba asociado con la palabra Tronco. Por tronco entendemos sea el de un árbol que el de una persona, pero en términos arquitectónicos se asociaba al tronco por un cuerpo alargado que, en ocasiones, quedaba trunco, cortado, y, como muchos de los monumentos conmemorativos eran, en ocasiones, columnas truncas, se generalizó el uso de la palabra pirámide, por lo que hoy solamente entendemos por el de columna. En el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, al consular la palabra tronco nos da esa asociación entre columna y pirámide de este modo:  2. m. Cuerpo truncado. Tronco de pirámide. Tronco de columna. De este modo podemos entender mejor la razón por la cual, durante el último cuarto del siglo XIX en Salamanca se le dio por nombre a ese monumento que se colocó al centro del Jardín de la Constitución el nombre de Pirámide o Pirmi como su contracción. Pero, ahora nos surge la duda de si hubo dos pirámides en Salamanca en ese tiempo. La fotografía corresponde a la última década del XIX, no sé de una fecha exacta de la toma. En cuanto a dimensiones, aparenta ser más corta que la la otra pirámide, ¿qué habrá sido de ella? ¿cuándo se levantó? ¿cuándo se eliminó? Muchas dudas nos quedan.

   En una exposición de fotografías antiguas de Salamanca, que por pocos días se exhibe en el Centro Estatal de las Artes, en el ex Convento de San Agustín, se muestra una fotografía que en verdad me sorprendió, se trata de una toma hecha en el Jardín de San Antonio, sito en el que, se dice, fue trasladada la Pirami, dato del que no tenemos documento que lo certifique, en cambio, en esa fotografía lo que aparece es un busto de Miguel Hidalgo en mitad de ese jardín, el cual, al parecer fue colocado en la conmemoración del Centenario de la Consumación de la Independencia el 27 de Septiembre de 1921. Lo traigo a colación porque en los tres jardines hay cosas coincidentes, uno el nombre de Hidalgo, el otro lo de la Pirami pues, como vemos en la foto ampliada a continuación, la que conocemos como Plazoleta Hidalgo, en donde hay actualmente un busto de Miguel Hidalgo, al parece, hubo allí una Pirami. En el Jardín de la Constitución, en donde estuvo la Pirami, se colocó el Kiosco en las fiestas del Centenario y se creía que la Pirami había sido trasladada al Jardín de San Antonio, en el cual, lo que realmente se colocó fue un busto de Miguel Hidalgo. Curioso ¿no lo crees?


martes, 23 de septiembre de 2014

La calle del Fortín y la hacienda del Fuerte: Vestigio de la presencia de Iturbide en Salamanca.

   Quizá esta fotografía la hemos visto muchas veces, se trata de la esquina de Aldama con Sánchez Torrado. Ese tramo de la Sánchez Torrado llevaba el nombre de Socorro, debido a que, a una cuadra de allí al poniente, estaba el Puente del Socorro, sobre uno de los arroyos que cruzaban por la Villa. Lo que me llama la atención es el nombre de la otra calle, Fortín, pues bien sabemos que antes, los nombres de las calles no eran otra cosa que el nombre de algo que había por ahí, entonces, surge la duda si hubo por esa calle un fortín, tal vez uno de los que Iturbide mandó construir en el tiempo que fue Comandante Militar de la Provincia de Guanajuato. De eso no tenemos noticia, fuera de aquello que escribió diciendo en dónde serían colocados y, al reflexionar sobre ese documento, vemos que el menciona los límites de la población y para ese 1816 el límite poniente estaba justo en el Puente del Socorro, lo cual nos va dando indicio en una certidumbre de que el nombre del la calle Fortín no fue capricho alguno, sino que, quizá en la actual calle de Aldama estuvo, en ese tiempo, el fortín que mandó construir Iturbide.

(Misma esquina, así luce en la actualidad.)
     De lo que sí tenemos noticia es del fuerte que se construía para defensa de los realistas hacia 1816 un poco al norte de la villa, por el rumbo de lo que ahora es Cárdenas. Si conoces esa región, recordarás que hay una Hacienda llamada El Fuerte, pues su nombre no es invención, sino que allí, se construyó un fuerte según lo podemos corroborar en el parte enviado por el realista Elorza a Iturbide:

     "El 15 del pasado salí de la Zanja para Salamanca, donde permanecí el 16. A las diez de la mañana del 17 aumentó mi sección el comand. de Salamanca con 25 infantes de la Corona y 50 caballos de Rurales y á las tres de la tarde cai de sorpresa sobre Sta. Cruz por tres puntos; mas como la partida del centro avanzó mas de lo regular se fugaron 6 rebeldes, abandonando 2 caballos ensillados, uno de estos en que iba el cap. Romero, y se aprehendieron 3 desertores y 8 cargas de piloncillo.
     De resultas de haber intentado quitar la vida a 2 dragones entre varios del pueblo de Santa Cruz, mandé recoger cuantos hombres había por aquel barrio con intención de diezmarlos; mas usando de conmiseración solo castigué a 80 con la pena de destinarlos a trabajar por algún tiempo en las fortificaciones que se están construyendo en la hac. de Cruces, y regresé para dicha villa, cuyo comandante agregó a mi sección 25 infantes más de la Corona.
     El 19 salí para la hac. de Dos ríos y aunque anduve por varios cerros y cañadas no se vio mas que 1 rebelde, que murió y se cogió su caballo y machete. En virtud de no haber noticia de que hubiese por aquellas inmediaciones enemigo alguno pasé al pueblo de Sta. Cruz, en donde me aseguraron que desde el indulto de Villarroel no había parecido nadie, por cuyo motivo en varias partidas cai el 21 sobre el de Amoles, pero no se vio un rebelde.
     El 22 pasé para Salamanca por el monte y la guerrilla compuesta de 20 hombres se encontró con una gavilla de 12 rebeldes mandada por el Giro á tiempo que este se venía a entregar inadvertidamente y aun con todo no se le puedo dar alcance y solo abandonó 5 caballos y 2 sillas, habiendo también cogido a 1 desertor y a otra 2 rebeldes.
    El 23 apresé a Pedro Aguilar y Antonio Pasos, y desde el 24 al 28 que anduve por Celaya, Chamacuero, hac. del Potrero y cerros y cañadas del puerto del Purgatorio no vi un rebelde.
    El 29 salí de Chamacuero con dirección a Dos ríos y por haber recibido un oficio del Comand. de Celaya dandome aviso de una gavilla de bandidos, marché a S. Juan de la Vega, en donde me reunió Villarroel con su partida comunicándome que la expresada gavilla se había dispersado y que los cabecillas que habitan Dos ríos pasaron la hac. de Burras, cuya noticia confirmaba las que yo tenía. En vista de eso vuelto Villaroel para Celaya marché para Sta. Cruz con el objeto de caer allí despues del anochecer, lo que verificado con solo la caballería no se halló nada.
     El 30 pasé a Salamanca y descansé el 31.
   El 1º del corriente me dirigí al pueblo de Amoles y en los bosques espesos del rancho de la Capilla Pintada persiguió la guerrilla a 5 rebeldes que conducían ganado de Sta. Cruz para el Valle, que abandonaron, con mas 3 caballos ensillados y 1 machete.
     En los mismos ranchos apresé 2 rebeldes e igualmente .... (se brinca el renglón)... trage del pueblo de Amoles 2 indios que por ladrones tenía presos el gobernador, los que en número hasta de 14 robaron á varios en el camino real e hicieron a uno del mismo pueblo; luego que declarasen sus complices convendrá ser pasados por las armas en aquel paraje para escarmiento publico.
     Dios guarde a V.S. muchos años, Celaya 3 de Abril de 1816. -Agustín Francisco de Elozra. -Sr. coronel D. Agustín de Iturbide. (1)

   Esto que acabamos de leer me parece interesante por varias cosas, la primera porque nos dice de la construcción del Fuerte de la Hacienda de Cruces, luego porque nos va mencionando lugares del norte del actual municipio de Salamanca y la situación que privaba. Nos podemos imaginar el trazo que había en los caminos de la región y, nuevamente, vemos el concepto del bosque, pero esta vez además dice "bosques espesos" y lo apunta por el rumbo del actual Cortazar. Me queda la duda si al mencionar la Zanja, se refiere a la hacienda que había por el rumbo de Jaral, que ahora nombran como la Victoria. Otro punto que no logro identificar es el de la Capilla Pintada. Y algo que aparece allí y que nos dice que en toda la zona rural de Salamanca había partidas insurgentes, pues menciona a la Hacienda de Dos Ríos. Y ya como buena conclusión sacamos que la antigüedad del Fuerte la podemos datar en 1816.

Fuente:

1.- Gaceta del Gobierno de México, Vol. 11. pp.566-568

lunes, 22 de septiembre de 2014

5 de Mayo: La institucionalización de una fiesta.

   Eso de festejar el 15 y 16 de Septiembre como las Fiestas Patrias se viene realizando, dicen unos, que desde hace siglo y medio, cuando Maximiliano llega a Dolores Hidalgo en 1864 con la finalidad de conocer el sitio en donde se inició la guerra de Independencia y él, dicen, dio el "Grito" envestido ya como Emperador, es decir, como Primer Mandatario. Pero la conmemoración llevaba ya más años de hacerse, pues sabemos que en 1812, Ignacio López Rayón y Andrés Quintana Roo, en Huichapan, Hidalgo, hicieron una conmemoración, a esa la podemos considerar como la primera en la historia de México. Luego vendría el añadido de que en 1896 la Campana de Dolores es trasladada a la ciudad de México y desde ese año suena la campana original durante la Ceremonia del Grito que, de alguna manera, es institucionalizada para esa fecha, el 15 de Septiembre.

   Fue durante las Fiestas del Centenario que Porfiro Díaz mostraba al mundo la llamada "Pax Porfiriana", en un país que avanzaba hacia la modernidad, él había participado activamente enfrentando a las tropas francesas en la Segunda Invasión, participa en la del 5 de Mayo de 1862 y sale triunfante el 2 de Abril de 1867 en lo que se conoce como la Toma de Puebla, que fue la antesala a la derrota y expulsión de los franceses del territorio nacional. Durante el porfiriato se conmemoraba el 2 de Abril, pero ya desde antes que él ascendiera formalmente a la Presidencia a finales de 1876, la fiesta del Cinco de Mayo comenzaba a ser institucionalizada en México. Eso lo podemos comprobar con el documento que se conserva en el Archivo Histórico de Salamanca el cual data del año de 1874.

"El C. Jesús Marmolejo, Jefe Político del Patrido, á todos los habitantes de esta Villa hago saber que:
La Junta Patriótica ha acordado para la festividad del5 de Mayo el programa siguiente:


     1ª.- Al rayar el día cinco un repique á vuelo en todas las Yglecias las de artillería y la música bélica que recorra las principales calles anunciará que ha amanecido el día de la Patria.
     2ª.- A las doce del día se hará la segunda salva.
    3ª.- La tercera salva se hará al ponerse el sol; a esta hora se dará un segundo repique y se citará en el jardín la musica conocida por la pomada donde tocará variadas y escogidas piesas; retirandose a las diez de la noche; el jardin se iluminará y adecuará para el efecto.
    4ª.- Por medio de la autoridad Política se invitará a los vecinos para que el día adornen y en la noche iluminen el frente de sus casas.

Salamanca, Mayo 4 de 1874. (1)

   Pasarán varios años, muchos, para que otra fiesta más se institucionalice, será la de los Niños Héroes, fiesta que comienza a celebrarse el 13 de Septiembre de 1945, a consecuencia de las conmemoraciones de la Invasión Norteamericana en su primer Centenario y "lima de asperezas" entre los gobiernos de México y los Estados Unidos; y ni que decir de la celebración del 20 de Noviembre, que queda en la mente de todas las generaciones del siglo XX.

Fuente:

1.- Archivo Histórico Municipal de Salamanca. Caja 260. Sección: Gobierno. Serie: Cultura y Deportes. 1831-1949