jueves, 23 de octubre de 2014

Una tarde en Salamanca con el Festival Cervantino 2014

    Del Cervantino guardo gratos recuerdos, se vuelven gratísimos si se refieren a los que ocurrieron en el sexenio de López Portillo en el que no hubo (prácticamente) límites en los artistas que se presentaron en fastuosas producciones. Varios, muchos sexenios han pasado y el Cervantino sigue, si no con el esplendor de otros años, sigue como quiera, esta vez en su versión Sañamanca y para el centro nos vamos.

   Veo una fuerte promoción para los eventos que habrá el próximo fin de semana que serán relacionados a las festividades del Día de Muertos.

    Veo a un Santiaguero paseando a su Santiaguito y colectando limosnas para su culto, esto por el rumbo del mercado.

    Por Allende, justo frente al Jardín de la Constitución, siguen trabajando. Tengo entendido que, desde tiempos (no inmemoriales) pero sí de medio siglo, no se había cambiado la tubería del drenaje, razón por la cual las obras se han ido atrasando.

    La plazoleta Hidalgo con la iluminación correcta, dado que está por caer el día...

    En el ahora andador Revolución apareció la Barra Brava 68 y sus percusiones, invitando a bailar a todo mundo que por ahí pasaba.

   Interesante ocaso visto desde el claustro menor del ex convento de San Agustín.

   La antigua portería del convento que conserva la celosía original del siglo XVIII, excepcional trabajo en madera.

    De unos meses a la fecha cada vez hay más y más contratistas laborando en Pemex, esto es fácil de identificar, el personal de Riama (Pemex) va vestido de caqui, los contratistas de naranja.

    Hay una exposición en la Casa de la Cultura relacionada a la tradición del Día de Muertos.

    Siguen trabajando en la restauración, o al menos en la limpieza de las torres de San Agustín, actualmente laboran en la torre oriente, que es la que contiene las esculturas de los doce apóstoles.

    Había una muestra de arte digital realizada por la Escuela de Ingeniería en Artes Digitales de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Salamanca que se localiza en esta ciudad, por el rumbo de Uruétaro.

   Hermosa en verdad es la celosía de la Portería del Convento de San Agustín..

    Entro en Educal, la librería que está en el Ex convento y me llama la atención la portada de un libro, que incluye esta fotografía con escena que asocio a la Familia Adams.

    El escenario se prepara para la presentación que el Festival Cervantino tendrá este día en Salamanca.

    Se trata de una obra de teatro, de teatro moderno...

     Hay una afluencia mediana, la obra es un poco tensa...

    Salgo a tomar un poco de aire, esta es la cúpula del Expiatorio.

    Seguimos en la promoción del libro Salamanca: Recuerdos de mi tierra guanajuatense, de José Rojas Garcidueñas en edición que comento, como sano complemento a lo que él dice. Sigue a la venta en todas las librerías locales.

   Cuando visites el Ex convento de San Agustín, en Salamanca, ten cuidado con la pintura rojo óxido, pues son de las que manchan... ni te acerques siquiera.

martes, 21 de octubre de 2014

Antes y ahora: Las trojes de El Molinito.

    Salamanca, 1960. En aquellos años, los sesenta del siglo XX, apenas comenzaba el trazo de lo que sería, en un par de décadas, una de las zonas más populosas del sur de Salamanca, de la que antes (siglo XVII), llamaban "de la otra banda del río": la Colonia Guanajuato. De lo que por allá existía, en lo que fue la Hacienda del Molino San Nicolás de los Agustinos, o, llamada también "Hacienda de los Padres Agustinos" o, más común aun: La Hacienda del Molino, que se volvió, al paso el tiempo solamente El Molinito. Dejó de ser hacienda, como lo dejó de ser la de San Antonio, y el Rancho de Chávez dejó de ser rancho para dar paso al poblamiento de la zona sur de la ciudad de Salamanca.

   Salamanca, 2014. Poco, por no decir que nada, poco queda de lo que fueran prósperas haciendas. Las trojes de El Molinito sigue allí, oprimidas por las construcciones que se han ido levantando de un lado y del otro de ellas.

lunes, 20 de octubre de 2014

La ciclopista y el entubamiento del ferrocarril, a su paso por Salamanca.

   Dentro de los varios proyectos que se están desarrollando actualmente en Salamamca, uno de ellos me llama poderosamente la atención porque no logro aun comprenderlo. Ya desde la administración municipal anterior, se comenzó a despejar las invasiones que en zona federal y/o municipal se había dado en lo que se conoce como calle Insurgentes, la cual, en unas cuadras prácticamente no existía debido a esas invasiones, en otras la calle desaparecía, en unas más ancha en otras más angosta.

   Esta, por si no la ubicas, es la que corre en forma paralela a la vía el ferrocarril México-Ciudad Juárez y ocurría que aquí, al entrar en la población, el tren era objeto de continuos asaltos, los cuales se daban al abrir las tolvas que cargadas de granos, seguían corriendo y la cantidad de desperdicio que allí se generaba era abrumadora. Los focos rojos se encendieron de un tiempo para acá que el "corredor industrial del Bajío" se enfocó a recibir a las armadoras de autos de distintas marcas por lo que, ya no son solamente tolvas, sino largos convoyes que llevan vehículos nuevos.

   La solución al problema se planteó el siguiente modo: todo el trazo del ferrocarril, desde que entra a Salamanca por el oriente en la llamada colonia de "las Brujas" hasta el poniente, en la salida a Irapuato, en donde el avenida Faja de Oro cruza la vía del tren, se está construyendo una ciclopista que, dada la alta densidad de ciclistas que van, especialmente a la zona de la Refinería y CFE, les sea más fácil el tránsito, a la vez que unos metros de cada lado el trazo de la vía será protegido por alambradas.

   La pregunta surge en nosotros, los que ni auto ni bicicleta tenemos y que cruzamos la población a pie... de cómo será más adelante el cruce en lugares como la calle Faja de Oro en donde el paso a desnivel no previó el cruce de transeúntes, o, en calles como Emeteria Valencia que, al llegar a la Colonia Tamaulipas de pronto, ya no hay cruce peatonal en dirección norte sur o viceversa. Y en otros puntos, como por la Colonia Guadalupe. 
   Todo indica, según vemos el avance, que será para el arranque del año 2015 que este paso, cual si estuviéramos en el Berlín de la post-guerra, comenzará a proteger los continuos asaltos al tren. Como dicen por ahí: "al tiempo".




















viernes, 17 de octubre de 2014

Templos y capillas en proceso de restauración en Salamanca 2014.

   Obras son amores, dice el dicho, y creo que esta vez aplica a la perfección con el programa de rescate que el Ayuntamiento de Salamanca viene ejecutando en la actualidad (año de 2014) en loa templos de mayor antigüedad que hay en la ciudad. El que vemos ahora es el antiguo templo de Jesús Nazareno, conocido ahora como Templo de las Tres Caídas.





   La capilla que se fundó como de Nuestra Señora de San Juan, actual templo de San Gonzalo, ha sido objeto, también, de una restauración.





    La capilla de San Pedro, pueblo que fuera fundado de indios, al comenzar el siglo XVIII, es también objeto de una restauración.






   Y el que se considera como la joya de Salamanca, pero no sólo eso, sino también joya del estilo Ultrabarroco en México, el templo de San Juan de Sahagún, mejor conocido como Templo de San Agustín, que fuera ya intervenido hace dos años, esta vez está siendo objeto de una limpieza en las torres, las cuales se habían ya plagado de vegetación.