miércoles, 20 de julio de 2011

Faja de Oro, no es solo el nombre de una calle, hay toda una historia al respecto.

En Salamanca cuando oímos algo sobre la Faja de Oro, lo primero que se nos viene a la cabeza es la calle que lleva ese nombre, la que marcara esa especie de frontera invisible que, a la larga, dividiría la Salamanca tradicional de la Salamanca petrolera: cosa que sucedió hace ya 60 años y que ahora se ha vuelto como punto referencial pues la Faja de Oro en la actualidad, más que dividir, integra a Salamanca pero... será bueno saber de donde viene el nombre de Faja de Oro. Cosa que inicia en la primera década del siglo XX, cuando la industria petrolera estaba en manos de capital extranjero; inglés en su mayoría, algo de americano, incluso holandés. 1907 se marca como el descubrimiento de un gran depósito de "La Pez", como entonces se le conocían a las chapopoteras, esas emanaciones de petróleo crudo que había naturalmente en la región de la huasteca fue un portento para la época: ochenta kilómetros de longitud por diez de ancho. Su ubicación la vemos en este mapa.


Al paso del tiempo, la industria petrolera pasa a ser posesión mexicana, como debería de ser. La expropiación petrolera se da, bien lo sabemos en 1938, poco tiempo después el mundo entraría en guerra. El 20 de mayo de 1942 un buque petrolero que viajaba vacío frente a la Florida, justo entre Key West y Cuba fue bombardeado por las tropas nazis, el nombre del buque era el Faja de Oro y, apenas una semana antes otro buque, de bandera mexicana, había tenido la misma suerte, era el Potrero de Llano, todo esto ocurrió luego de que Pearl Harbor, el 1 de junio México entraría a la Segunda Guerra Mundial.


Así pues, salmantino que lees esto, el que una de las calles más importantes de nuestra población lleve ese nombre, no es nada más porque sí, tiene una muy profunda historia que, si te interesa, encontrarás más de ella buscando en la red, bajo las palabras claves que ahora, (creo) ya te estás imaginando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada