jueves, 23 de octubre de 2014

Una tarde en Salamanca con el Festival Cervantino 2014

    Del Cervantino guardo gratos recuerdos, se vuelven gratísimos si se refieren a los que ocurrieron en el sexenio de López Portillo en el que no hubo (prácticamente) límites en los artistas que se presentaron en fastuosas producciones. Varios, muchos sexenios han pasado y el Cervantino sigue, si no con el esplendor de otros años, sigue como quiera, esta vez en su versión Sañamanca y para el centro nos vamos.

   Veo una fuerte promoción para los eventos que habrá el próximo fin de semana que serán relacionados a las festividades del Día de Muertos.

    Veo a un Santiaguero paseando a su Santiaguito y colectando limosnas para su culto, esto por el rumbo del mercado.

    Por Allende, justo frente al Jardín de la Constitución, siguen trabajando. Tengo entendido que, desde tiempos (no inmemoriales) pero sí de medio siglo, no se había cambiado la tubería del drenaje, razón por la cual las obras se han ido atrasando.

    La plazoleta Hidalgo con la iluminación correcta, dado que está por caer el día...

    En el ahora andador Revolución apareció la Barra Brava 68 y sus percusiones, invitando a bailar a todo mundo que por ahí pasaba.

   Interesante ocaso visto desde el claustro menor del ex convento de San Agustín.

   La antigua portería del convento que conserva la celosía original del siglo XVIII, excepcional trabajo en madera.

    De unos meses a la fecha cada vez hay más y más contratistas laborando en Pemex, esto es fácil de identificar, el personal de Riama (Pemex) va vestido de caqui, los contratistas de naranja.

    Hay una exposición en la Casa de la Cultura relacionada a la tradición del Día de Muertos.

    Siguen trabajando en la restauración, o al menos en la limpieza de las torres de San Agustín, actualmente laboran en la torre oriente, que es la que contiene las esculturas de los doce apóstoles.

    Había una muestra de arte digital realizada por la Escuela de Ingeniería en Artes Digitales de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Salamanca que se localiza en esta ciudad, por el rumbo de Uruétaro.

   Hermosa en verdad es la celosía de la Portería del Convento de San Agustín..

    Entro en Educal, la librería que está en el Ex convento y me llama la atención la portada de un libro, que incluye esta fotografía con escena que asocio a la Familia Adams.

    El escenario se prepara para la presentación que el Festival Cervantino tendrá este día en Salamanca.

    Se trata de una obra de teatro, de teatro moderno...

     Hay una afluencia mediana, la obra es un poco tensa...

    Salgo a tomar un poco de aire, esta es la cúpula del Expiatorio.

    Seguimos en la promoción del libro Salamanca: Recuerdos de mi tierra guanajuatense, de José Rojas Garcidueñas en edición que comento, como sano complemento a lo que él dice. Sigue a la venta en todas las librerías locales.

   Cuando visites el Ex convento de San Agustín, en Salamanca, ten cuidado con la pintura rojo óxido, pues son de las que manchan... ni te acerques siquiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada