miércoles, 1 de julio de 2015

La fiesta de San Juan en el barrio de San Juan de la Presa en Salamanca.

   Será bueno considerar dos cosas, una que, de acuerdo al acta de fundación del pueblo de indios de Santa María de Nativitas, de 1650, se anota allí que deberá celebrarse el 8 de septiembre la fiesta de la Natividad de la Virgen, por lo tanto es la fiesta que, con documentos, nos dice es la más antigua que se celebra en Salamanca. Claro es que ya desde el 24 de agosto de 1602, se anotaba a San Bartolomé como el santo patrono de la villa, pero en el acta de Salamanca no aparece nada relacionado a su festividad. Ahora bien, en ese documento de Nativitas, se menciona que el barrio de San Juan de la Presa pasará a formar parte del pueblo de Nativitas, por lo que podemos intuir que esa fiesta, la de San Juan Bautista, es tan antigua como la que venera a la Virgen María el 8 de septiembre.

   Cuentan por ahí que una de las costumbres que había en Salamanca, era la de bañarse en el río justo el día de San Juan, seguramente a espaldas de la capilla, por donde pasa a escasos metros el río. Lo que nos queda de esa tradición es que en la fiesta del 24 de junio se acostumbra dar como ofrenda, luego de la consabida limosna, un jabón de baño, que la creencia popular le atribuye dones privilegiados y que la gente conserva para usarlo cuando algún malestar se presenta.

   Algo que había visto en las fiestas religiosas en Salamanca, pero que, a fuerza de verlo, no le daba la debida atención, es el uso de las velas escamadas. He visitado casi todas las capillas tanto en la zona urbana como en la rural y en muchas de ellas tienen la tradición que el día de la fiesta del Santo, le llevan este tipo de "ceras", ahora que tengo documentadas casi todas las fiestas patronales que hay en el primer semestre del año, podremos ver las imágenes en donde aparecen, junto a otra cosa que, bajo el mismo concepto de siempre verlo, y no ponerle atención, ahora lo hago: los arcos florales. Eso lo tendré armado dentro de poco.

   Es tradición, que casi se ha vuelto ley, que en las fiestas patronales se hagan confirmaciones y primeras comuniones. Lo de las confirmaciones será cosa de tener presente al Obispo pues es él el único autorizado para este ceremonial y en ocasiones la capilla en cuestión no tiene los fondos suficientes para soportar la visita del Obispo, como quiera, las Primeras Comuniones se realizan, cosa que ocurrió en el barrio de San Juan en su día. La fiesta religiosa incluye, como marca la tradición, los cuetes, la quema del castillo en la noche, la música de banda (de las de viento) todo el día, flores, velas, las "estampitas", la solemnidad, y la kermesse, regularmente en la noche hay baile, pero como yo de noche no ando por la calle, no lo puedo afirmar.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada