viernes, 11 de junio de 2010

Disputas en la villa de Salamanca pocos años después de su fundación.


-->
Seguimos recorriendo la historia de Salamanca, dimos cuenta ya de los asentamientos, tal vez incluyendo disputas, en la zona de confluencia de los tres pueblos, tarascos al sur, guayares al norte y pocos años después otomíes al oriente. Todos teniendo como frontera la parte más norteña del río Lerma. Vimos ya que muy al principio, hubo una serie, larga, de asentamientos que llevaron por nombre Villa de Salamanca, once de ellos ubicados en la península de Yucatán. Vimos como cuando “el botín de Guerra” se repartió entre los capitanes españoles, Salamanca quedó nuevamente en la confluencia de los tres más grandes encomenderos del Bajío: Jerónimo López, Hernán Pérez y Orozco Villaseñor.


-->
Fundada la doceava Villa de Salamanca en el territorio de la Nueva España, esta vez, el nombre le corresponde a la antigua Xidóo, lugar que, por cierto, sigue estando sin asegurarse si realmente se fundó con ese nombre y cuando. Como quiera, “oficialmente” se reconoce como primer asentamiento en la localidad, solo que ahora, ante lo dicho por Gerhard, (1) se le denominó también Sirándaro, como quiera, la historia oficial reconoce que la estancia de Barahona se convierte en 1603 en la Villa de Salamanca y en cosa de diez años actos que, bien podremos considerar de corrupción, luego de entregarse tierras de dimensiones más grandes que las habitualmente repartidas, comienza un conflicto más en Salamanca.


-->
“El fundo legal del pueblo de Yuririapúndaro tenía los linderos siguientes: a partir de la Villa de Salamanca, sobre la rivera del río Grande, en dirección sur, todo ese terreno, incluido Valle de Santiago, donde han sido fundadas las labores de los vecinos de dicha Villa de Salamanca, y siguiendo el curso del río, está la estancia de Uruétaro, Quiriceo, Villadiego, Sucumataco, Carril de las Carretas, Rincón de Alonso, San Sánchez, Valtierra, La Barca, Lo de Moreno, En la Isla de lo de Valderrama, unto a Quiriceo, Chapaperico, Pantoja, Santa Catarina, Cora y otras estancias por este circuito, dando vuelta al pueblo de Cerano y por encima de dicha seranía hasta lindar con Cuitzeo y salir atravesando por las dichas tierras a lindar con el pùeblo de Mayaménguaro y Labor de San Buenaventura; pueblo de Guatzindeo, San Nicolás Taramatacheo y tomar a caer todo a la vera del río Grande hasta Salamanca, estando incluídos los pueblos de Camémbaro el Viejo, San Miguel Acasco, Paranguco, Atapotara, Matacheo, La Magdalena y otros pueblos sujetos a dicha cabecera.


-->
Linderos tomados con la queja presentada por don Leonardo de Salazar, gobernador de los naturales del pueblo de Yuririapúndaro, ante el virrey don Luis de Velasco, undécimo que fue de la Nueva España; queja que fue diligenciada hasta el año de 1613, durante el gobierno del décimo tercer Virrey, Don Diego Fernández de Córdoba, Marqués de Guadalcázar y ante la intervención del doctor Altamiano Luis de Vallejo, como defensor de los naturales del pueblo.


-->
Dicha queja fue elevada en contra de los vecinos pudientes de la ciudad de Salamanca, quienes procediendo de propia autoridad y únicamente envalentonados por la impotencia y ningún respeto que les merecían los naturales de Yuuririapúndaro, a la par que sus ansias de rapiña, tomaron grandes extensiones de terrenos sin que autoridad alguna lo contuviera, ya que también estas hacían lo mismo; pero, para disimular, don Fernando de Portugal, alcalde mayor de las Villas de Celaya y Salamanca, ordenó se procediera ante el escribano real, don Juan de la Cruz y Sarabia, a dar cumplimiento alo ordenado, sin que la autoridad de Salamanca se dignara a comparecer”. (2)


-->
Fuentes:

1.- Gerhard, Peter. Geografía histórica de la Nueva España 1519-1821. UNAM. México, 1986 (p.65-68)

2.- Guzmán Cíntora, J. Jesús. Yuririapúndaro. B. Costa-Amic Editor. México, 1978.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada