lunes, 26 de enero de 2015

De las poblaciones de Guanajuato y sus cambios de nombre.

   Hay varias curiosidades que tiene el Estado de Guanajuato, una de ellas es su forma, que dicen es de un "lienzo". Lo que me parece más curioso es que Guanajuato no ha cambiado en mucho desde que se hizo la primera creación de Intendencias. Por ejemplo, San Luis Potosí, la intendencia, llegaba hasta Nueva Orleans, la intendencia de Guadalajara, antes de ser Xalisco, tuvo muchos cambios y casi todas las demás igual fueron sufriendo cambios en su territorio al paso del tiempo.

  Otra curiosidad, que estudiaremos más adelante, es que la parte nor-oriente, la llamada región de la Sierra Gorda, esa no era parte del Obispado de Michoacán, a que correspondía toda la Intendencia de Guanajuato, sino que era del Arzobispado de México. Pero lo que hoy nos ocupa es otra cosa, otra "curiosidad" que son los cambios que las poblaciones que conforman al Estado de Guanajuato han ido sufriendo en cuanto a su denominación:

   Sabemos que en Guanajuato se fundaron Villas y Ciudades de españoles, Pueblos de indios, Congregaciones, Haciendas y Ranchos. Todas dieron paso a las cabeceras de los 46 municipios en que está dividido, y los nombres que han tenido, algunas de ellas, han ido cambiando, según las necesidades que la política buscaba satisfacer en su momento. Quizá los casos más conocidos son los del Pueblo de Dolores, que cambió de nombre por el de Villa de Hidalgo en 1847, para luego cambiar al de Dolores Hidalgo y, después, en 1948 llamarse oficialmente Dolores Hidalgo Cuna de la Independencia Nacional. Igual ocurrió en San Miguel el Grande que pasó a ser la Ciudad de Allende en 1847 y luego cambió a como la conocemos: San Miguel de Allende. Fue también en 1847 que la Villa de León pasó a ser León de los Aldamas. En el mismo año de 1847, tiempos de Antonio López de Santa Anna, la congregación de Xichú de Indios, pasó a ser la Villa de Victoria, en franca referencia al Primer Presidente de México: Guadalupe Victoria. Ya un año antes, en 1846, se le había dado categoría de cabecera municipal al Real de Minas de La Luz, al crearse la Municipalidad de La Luz, misma que al comenzar el siglo XX, bajó de rango al de pueblo, dependiente de Guanajuato.

   Los cambios seguirían en la segunda mitad del siglo XIX, pues en 1857 el pueblo de San José de Amoles pasa a ser la Villa de Cortazar y, en 1859, la congregación de San José de Casas Viejas cambia a Villa de Iturbide; en el mismo año, la congregación de San Diego del Bizcocho pasa a ser el pueblo de San Diego de la Unión. Poco después, en 1874, la congregación de San Juan del Vaquero pasa a ser la Villa de Ocampo; el pueblo de Chamacuero cambia a Villa de Comofort,  así como el pueblo de Santa Cruz, cambia de nombre por el de Santa Cruz de Galeana, para luego cambiar, ya en el siglo XX, al de Juventino Rosas.

   En 1890 vendrían más cambios, uno de ellos a la Villa de San Felipe, que pasa a ser la Ciudad Manuel González y el pueblo de Cuitzeo de los Naranjos, que pasó a ser la Villa de Cuitzeo de Abasolo, cambiaría a Ciudad Abasolo. Para 1897 el que fuera el mineral de Pozos, debido a su prosperidad pasa a ser la Ciudad Porfirio Díaz y la villa de San Pedro Piedra Gorda se elevaría a Ciudad Manuel Doblado. 

   Algunos cambios se darían en el siglo XX. Todos ellos ocurren en 1910, cuando el pueblo de Jaral, pasa a ser la Villa de Jaral de Obregón, esto habrá que aclarar, nada tiene que ver con Álvaro Obregón, sino con el que fuera gobernador del estado, Joaquín Obregón. Jaral, luego de la Revolución cambiaría de nuevo su nombre al de Jaral del Progreso. El que fuera Rancho del Guaje, pasó a ser pueblo con el mismo nombre, para, en 1910, cambiar a Villa Encarnación Ortiz, luego pasaría a ser la Ciudad de Villagrán. Tarimoro también cambió por algún tiempo su nombre, pues en ese año se le nombró Ciudad Joaquín Obregón González.

   En la década de los años veinte, el pueblo dependiente de Salamanca, Valtierrilla, cambió su nombre por el de Pueblo Andrés Delgado, nombre que, al poco tiempo se le quitó dejando el original de Valtierrilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada