lunes, 17 de octubre de 2016

Gelacio Barrera y José Vicente Cos, dos indultados en la villa de Salamanca, 1820


Por muchos años, especialmente en el mes de septiembre, se habla del inicio de la guerra de Independencia. Aquí en Salamanca se vuelve a enumerar el elenco de personajes que por uno u otro motivo participaron en el bando insurgente. Esos nombres nos son bien familiares, me refiero a sus nombres pues, de lo que hicieron y cómo lo hicieron poco se ha estudiado. Fuera del caso de Albino García (estudiado a profundidad por Fernando Osorno Castro) de los otros poco sabemos. A Tomasa Estéves la estudié, poco encontré, la publicación de esos datos la hice a través del Archivo Histórico de Irapuato. Sobre Andrés Delgado hay varias referencias en la Gazeta de México, en los Documentos de Hernández y Dávalos y en las Memorias de Robinson.

  La lista continua, con el presbítero Rafael García, mejor conocido como el Padre Garcilita, cura de Salamanca que en algún momento se une a las tropas de Morelos. Poco sabemos de Manuel Resámano, fuera de lo comentado por el historiador Bustamante. Hemos agregado por ahí a unos desconocidos que disparaban desde la torre de la Parroquia Antigua. Esta vez agregaremos algunos más:

  El primero va de héroe a villano, caso común en la guerra de Independencia, concepto que igual aplica para la guerra de la Reforma o la Revolución, nos referimos a Luis García que, además del saqueo que hizo, incendió el archivo, de ahí que no contemos con documentos anteriores a 1811. 

  En el texto se menciona a Tiburcio Incapié, se le pone una interrogante, habrá que saber la razón, el caso es que él se convierte en cura de Salamanca, espero poderlo estudiar a fondo más adelante. Se menciona que Gelacio Barrera y José Vicente Cos "se acogieron a la gracia del indulto", no sé si eran de Salamanca o solo revolucionaban en la villa y sus rededores, más datos de estos personajes no he encontrado aun.

Fuente:

Ortiz Escamilla, Juan. Guerra y gobierno. Los pueblos y la Independencia de México. Universidad Internacional de Andalucía. Sevilla, 1997.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada