lunes, 14 de diciembre de 2015

La población actual (2015) en Salamanca, Guanajuato. ¿Hacia dónde vamos?

   Como seguramente lo sabrás, en octubre, hace un par de meses, presentamos el libro del 40 aniversario de la Parroquia del Sagrado Corazón. En él colaboré con la parte histórica, con la idea de hacer una recapitulación desde las primeras noticias que se tienen de la evangelización en esta región del Bajío hasta la fundación de la primera parroquia, misma que fue "de dicho" pues no hubo construcción alguna  hasta pasadas tres décadas luego de la fundación de la villa. Allí hacemos solo mención de la presencia de los frailes agustinos pues sobre San Agustín de Salamanca se han escrito al menos una docena de libros y luego nos adentramos en cómo se fueron creando los pueblos de indios en rededor de la villa, hasta que, ya entrado el XVIII un caserío al norte de la villa se convirtió en el barrio de San Antonio, el cual, en la última década del siglo XIX se volvió el núcleo de desarrolla de la villa por los telares que había, por la construcción de la Escuela Modelo y, sobre todo, porque allí estaba la estación del FFCC. Y es en San Antonio, el templo, en donde arranca realmente nuestra historia pues con la llegada del padre Rafael Campuzano se da un giro en el desparpajado crecimiento que la población llevaba luego de la puesta en función de la Refinería. El tema es interesante, para mi fueron muchos los datos novedosos que fui encontrando al investigar sobre el tema, no dudo que te será un magnífico regalo para estos días que estaremos de fiesta. El libro está a la venta en la Librería del Sagrado Corazón, en la esquina de Árbol Grande con Tenixtepec, abierto todos los días de 11 a 2 y de 5 a 8.

  Y ocurrió que, dentro de lo mucho que estudiamos para darle sustento a lo que allí publicamos, estuvo algo que no aparece en el libro pero que nos dice mucho sobre Salamanca y su crecimiento poblacional, pues, consultando el histórico de INEGI logramos saber las tasas de crecimiento real que hubo en la población, dando como punto de inicio el censo de 1940 pues en esa década fue cuando se comenzó a construir la Refinería y Salamanca pasó de ser un pueblo de agricultores a una ciudad industrial. Seguimos consultando los datos de cada censo hasta el último, el de 2010 y luego nos fuimos también con INEGI a las proyecciones de crecimiento para saber cual es la población actual de Salamanca, actual en 2015; solo que, cuando hice ese trabajo aun no estaban los resultados del conteo de población, que es el censo intermedio, ese que se levanto en el primer semestre del año, así que nos fuimos a los cálculos, determinando que la población en 2015 era de 276,198 habitantes. No estuvimos tan errados pues el conteo de población de INEGI arrojó la suma de 273,271 habitantes en Salamanca. Habrá que aclarar que cuando decimos Salamanca, nos referimos a todo el municipio.

  Seguramente te interesa saber las tasas de crecimiento, son interesantes pues nos dice cuáles fueron las décadas de un altísimo incremento, que fue la del 70, que llegó al 50.3%

Censo      Población     Incremento   Porcentaje

1940          37,554
1950          49,200           11,700          3,00% anual
1960          67,097           17,900          3,05%
1970        105,548           37,900          5,50%
1980        160,040           55,000          5,30%
1990        211,376           51,000          3,02%
2000        226,664           15,000          0,70%
2010        260,732           34,000          1,50%
2015        273,732           12,500          1,00%

  En un interesante artículo del periódico Correo del 14 de diciembre, nos dice los datos arrojados por el conteo de población o censo intermedio de 2015, algo sorprendente es que León pasó ser ya la cuarta ciudad en México,  pero no solo eso, sino que las poblaciones que más crecen son las cercanas a León: Silao y Purísima. De hecho vemos a Silao ocupando el quinto lugar en el estado, Salamanca mantiene el cuarto. Lo que me aterra ante estas cifras es la contaminación, específicamente la que el ciudadano como tú y como yo hacemos, no la industrial, sino la de basura que generamos entre pet, botellas de vidrio, envoltorios de papel, de aluminio y de cuanta cosa botamos a la calle... y en la calle se queda. Creo, ahora que vemos este comparativo de población que aquellos que nacieron en los ochenta, nacieron ya con un paisaje de basura, basura integrada a las calles, a los parques, a los jardines. Ahí la han visto siempre, pero yo que nací en la década de los cincuenta, cuando no había esa producción masiva de pet y alumino, no tirábamos basura a la calle, todo era reciclado, si querías un refresco llevabas tu botella vacía para comprar otro, igual ocurría con la leche, no había envases desechables y las latas eran más bien pocas las que se consumían, ahora hasta los frijoles vienen enlatados. Nosotros no crecimos viendo basura en la calle, es por eso que no toleramos las condiciones en que están todas y cada una de las calles de Salamanca.


¿Hacia dónde vamos? ¿A dónde queremos llegar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada