sábado, 6 de agosto de 2011

El 3: la Transfiguración.

Este que vemos aquí es el templo de la Transfiguración, construido justo en el lugar en donde se dieron los hechos que, según la Biblia, sucedieron en el Monte Tabor. Siempre he considerado que todos estos pasajes, al verlos con ojos más analíticos y haciendo respetuosamente a un lado lo que espiritualmente significa, veo que coronan a este templo, apuntando hacia el cielo infinito tres triángulos, esto me hace recordar que fueron tres los evangelistas citados: Pedro, Juan y Santiago y tres los profetas, creo ese es el título, de lo contrario una disculpa anticipada por mi atrevimiento, y ellos fueron: Moisés, Elías y Jesús. Tres y Tres. En la cumbre de un cerro que tiene forma triangular, toda una alegoría al número tres y su intenso significado.


Rafael Sanzio nos creo una imponente escena de la Transfiguración del Señor, de cuando se volvió más blanco que la nieve y más resplandeciente que el sol. Al comparar este calendario litúrgico con lo que en el cosmos sucede, el día de hoy, 6 de agosto, día de la Transfiguración, estamos justo en mitad del verano, es la contaparte de lo que, si imaginamos el calendario como un círculo, vemos lo que es la mitad del invierno: el 2 de febrero, día de la Purificación, conocida tadicionalmente la fecha como La Candelaria.


Este es el monte Tabor, en la Galilea. Y hay tres motes citados en la historia bíblica: Sinaí, Tabor y Calvario, nuevamente tres. Así pues, en este día de la Transfiguración, alegrémonos pues, la temporada de calor va ya en descenso... ya era hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada