viernes, 2 de octubre de 2015

Una descripción del Río La Laja, hecha en 1902

   Luego de buscar por mucho tiempo una descripción del Río La Laja, finalmente doy con ella, escrita en 1902 por el Ministerio de Fomento, en plena época Porfiriana, cuando se impulsó mucho la documentación de todos los recursos naturales de México.

  "Este río es el principal entre los que nacen y mueren en el Estado de Guanajuato, constituyendo por sí y por sus afluentes una gran parte de la riqueza agrícola en las regiones Norte y oriental del Estado; la dirección general del Laja no conserva un rumbo fijo, porque su curso describe un arco mediante el cual la corriente va bañando los Distritos de San Felipe, Dolores, San Miguel de Allende, Comonfort, Celaya, Cortazar y Salamanca, que es en el que verifica su confluencia con el Lerma. El río no tiene por origen ni manantiales, ni escurrimientos que provengan de pantanos ó deshielos, sino que llega á constituirse sencillamente por la reunión de diversos arroyos formados por los escurrimientos de las aguas llovedizas en todo el Distrito de San Felipe, hoy ciudad González, formando con sus tributos la corriente troncal del río, aunque entre todos esos tributarios se reconoce como troncal por excelencia, la que se desprende de la serranía de la Cuatralva, cuyo trayecto por el Distrito se estima en 56 kilómetros. Los habitantes de esa región dan al río el nombre de "La Quemada", tal vez porque la corriente pasa por la hacienda de ese nombre, que es de las muy importantes y cuyos terrenos atraviesa al pasar del Distrito de San Felipe al de Dolores; el curso del río por toda esta su parte superior se verifica en un terreno de pendiente muy pronunciada, por lo cual no se presta á la construcción de obras para formar grandes depósitos de agua, y es muy poco lo que se aprovecha para el riego de las sementeras, siendo el maíz y el frijol las semillas que forman el cultivo general.

    El Laja entra al Distrito de Dolores Hidalgo por terrenos de la hacienda del Rincón, adoptando en esta parte de su travesía la dirección del S.O. como línea general, y así camina 36 kilómetros hasta que sale de él por tierras de la hacienda de Tequisquiapan. En esta parte de su curso recibe el río el tributo de dos caudalosos arroyos conocidos con los nombres de "Río del Llanito" y "Río de Dolores", los cuales sólo tienen corriente en la época de lluvias y verifican su unión con el Laja al S. de la población de Dolores. La feracidad natural de esta región no recibe todavía el correspondiente impulso que podría darle un mejor aprovechamiento de las corrientes temporales que la atraviesan; sin embargo, la hacienda del Gallinero tiene una presa bastante buena á los 9 kilómetros al N. de Dolores, y la del Rincón utiliza alguna agua por medio de dos pequeñas tomas, de las que destina una para riegos y otra para llenar un vallado de poca extensión, siendo posible construir además, y entre otras obras que aumentarían la riqueza del Distrito, un canal en el de San Felipe, para conducir el agua que se destinara á la irrigación de los feraces terrenos llamados del Tablón que se encuentran al N. de la ciudad de Dolores Hidalgo, cabecera del Distrito y ciudad histórica por haberse proclamado en ella la independencia de México, el 15 de Septiembre de 1810.

   Penetra el río al Distrito de San Miguel por terrenos que corresponden á la hacienda de la Petaca, endereza su dirección un poco más al S. y recibe desde luego el tributo de unos manantiales de aguas termales que brotan en las haciendas de Atotonilco y de la Cieneguita, los que aun cuando no son muy abundantes hacen del Laja un río de corriente constante, y así mejoradas sus condiciones atraviesa todo el Distrito pasando no muy lejos de San Miguel de Allende, pintoresca ciudad que es la cabecera, hasta salir por el rancho de Tovares y penetrar al de Comonfort por tierras de la hacienda de los Morales, después de haber recorrido en San Miguel un trayecto de 53 kilómetros 700 metros de longitud.

   En el Distrito de Comonfort vuelve el río á variar un poco su dirección adoptando la del S. que conserva en todos los 19 kilómetros de su travesía por esta fracción territorial del Estado; por la circunstancia de haberse convertido en río permanente, hace que sus beneficios á la agricultura sean mucho más considerables, y que sus aguas se aprovechen también como fuerza motriz para molinos de harina y para las fábricas de tejidos de lana y algodón, denominadas San Fernando y la Providencia, situadas en el molino de Soria, límite entre los Distritos de Comonfort y de Celaya. Estos beneficios es posible aumentarlos mucho más, si llegan á utilizarse de una manera más extensa las aguas bravías, formando depósitos en las vastas extensiones que permite el terreno tan plano por el que el río verifica su curso; Chamacuero, cabecera del Distrito y edificada á la margen izquierda, recibe también mucha vida de esta corriente que á los pocos kilómetros y á un lado de Soria pasa al Distrito de Celaya; pero agotado por el uso frecuente de su caudal, vuelve á interrumpir su corriente desde Soria, quedando de nuevo convertido en río temporal.

  El paso del Laja por el Distrito de Celaya, que puede estimarse en un trayecto de 25 kilómetros, se verifica en un lecho plano, poco profundo y cavado por la misma acción de la corriente. Después de Soria practica el río un pequeño arco, inclinándose hacia el E. en su curvatura, pero luego recobra su dirección anterior para pasar entre las poblaciones de Celaya y Apaseo, mucho más inmediata á la primera que á la segunda, y allí atraviesa tanto la línea del Ferrocarril Central, como la antigua carretera que en un tiempo fué la vía principal de comunicación con la capital de la República, existiendo aún el magnífico puente sobre el rio, construido para mantener siempre expedito el tráfico. Pasada la hacienda de Trojes, abandona el Laja la dirección S. practicando una curva para tomar la del O. que es la que conserva basta su confluencia con el Lerma; pero antes de su fin tiene todavía que verificar su tránsito por el Distrito de Cortazar, abandonando el de Celaya por un punto perteneciente al rancho de la Máquina.

   Las tierras de una pequeña propiedad llamada Él Salitre, son las primeras que baña el río en Cortazar; su trayecto por este Distrito es de 28 kilómetros de longitud, durante el cual conserva la dirección del O. adoptada á su paso por el Distrito anterior. La configuración de la cuenca que toca al río atravesar en esta última parte de su curso, obliga á todas las corrientes á buscar su punto de unión en el vecino Distrito de Salamanca, así es que en el Cortazar no recibe el Laja ningún tributo; esto no obstante, las crecientes en tiempo de aguas son muy caudalosas por estar el río tan próximo ya al fin de una línea de 226 kilómetros de largo, durante Cuyo trayecto han ido afluyendo al lecho común los derrames de muchas é importantes cuencas menores que le tributan en tiempo de aguas caudalosos contingentes, y que entre todas forman la importante cuenca hidrográfica del río. Al terminar su travesía por Cortazar, ya no quedan al Laja más que nueve kilómetros que recorrer para depositar sus aguas en el Lerma, y el Distrito de Salamanca en la extremidad de su región oriental es el último terreno guanajuatense que á su paso beneficia.

   La confluencia se verifica poco después del pequeño pueblo de Valtierrilla, en terrenos de un rancho que por la unión de los ríos ha tomado el nombre de "Las Adjuntas", sin que ni por su aspecto, ni por otra circunstancia presente nada de notable. En Salamanca, como en Cortazar, se aprovecha en parte el beneficio de la corriente; pero en ellos como en todos los Distritos que recorre el río es posible aumentar en mucha parte el aprovechamiento, debiendo servir de estímulo para emprender las obras necesarias y conducentes, la seguridad que dan á las buenas cosechas, tanto lo suave del clima como la fertilidad del suelo de Guanajuato en casi todas sus regiones. El maíz, frijol, cebada, trigo, chile, garbanza, alfalfa y camote, forman la producción agrícola de la región que recorre el Laja, y el Estado de Guanajuato está agregando hoy á todas sus riquezas anteriores el cultivo de la morera, la cría de los gusanos y la filatura de la seda". (1)


Fuente:

1.- Domínguez, Angel M. Descripción de los ríos principales del mundo. T-I. Oficina Tip. De la Secretaría de Fomento, México. 1902 pp.149-153

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada