domingo, 8 de mayo de 2016

El ecocidio por los rumbos del Bajío... hace 450 años

  Denme tema y les hablo (claro es que no me pregunten que cuanto cobro  -por cierto, algún día les contaré la historia del "tú cuánto cobras", que me dijeron como si yo estuviera en una esquina, fumando y maquillado, listo para decir cuánto cobro... el asunto estuvo que me lo dijeron y, tarde que temprano se los contaré...) y la cobrada era en torno a una presentación que "propuse" sobre la festividad del Corpus... pero, mejor entremos en materia.

  Lo he comentado creo que aquí y si no fue aquí fue en el otro blog, el que se llama El Bable; que antes, antes, hace cosa de casi cinco siglos, el Bajío, cuando dejó de ser lago, se volvió la tierra más fértil [lo sigue siendo] al grado tal que Basalenque dijo, palabras más, palabras menos, que Dios no quería que se produjera más trigo porque no había quién pudiera comer tanto, tanto trigo que el Bajío producía. En base a esa idea, que bien puede ser un fundamento, nos podemos imaginar que, en aquellos años, cuando el trigo ni se conocía, la fertilidad de la tierra era tal, que los bosques era cosa común... bosques de Mezquites... que se llaman mezquitales... bosques de pinos, un poco más al norte de Salamanca, allá por donde comienza la Sierra de Codornices; bosques de madroños, bosques que.. incluso yo alcancé a vivir, [no directamente] pues recuerdo que en mi infancia llegaba por un propio de mi papá... unas ramas de oyamel a mi casa, en las vísperas de la Navidad, oyamel que este propio bajaba de la sierra... ¿hay oyameles en la actualidad? creo que no. ¿hay madroños en nuestros días? sí, muy pocos, por la carretera que va de Juventino a Guanajuato... pero, el asunto es ¿quedan mezquitales? es decir, ¿bosques de mezquites por Salamanca?

   No, nada de eso queda, de sobra sale decir que en estos días hemos estado inmersos en una temperatura que va más allá del término "atípico" pues, calorones de esta dimensión no se habían vivido en el Bajío. Y, siendo sinceros, esto no es novedad, o, mejor dicho, esto es el pago [con intereses] que estamos enfrentando por la devastación, por el ecocidio que.. si bien no tú, ni yo, pero sí nuestros antecesores causaron en el Bajío hace varios siglos.. ¿cuántos? pues, en números redondos 4.5, que son 450 años, cuando, de pronto, comenzaron a talar los bosques a fin de purificar la plata.. las minas estaban en Guanajuato, lo sabemos bien, sí, pero el carbón, que con esto quiero decir que el árbol del que salió el carbón para las minas de Guanajuato, ese, ese se lo llevaron de aquí... razón por la cual ya no hay árboles, mucho menos bosques.

   No estoy alucinando, no estoy exagerando, estoy entendiendo lo que he leído en tantos y tanto relatos, reportes, partes, que se dieron de "los bosques de Valtierrilla", especialmente durante los primeros 5 años de la guerra de Independencia, como ese pequeño párrafo que comparto arriba contigo.

Yo ya me confesé... no sé tú... no veo nada bueno en el futuro próximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada