martes, 30 de agosto de 2016

¿Hubo una capilla en la Hacienda de Dos Ríos?

  Pues no lo podemos afirmar aun. Alguien por ahí comentó una vez que había una. Cuando fui al lugar fue difícil corroborar si la hubo o no, todo está en ruinas y es cosa imposible saber si alguna de las pocas paredes que quedan de pie fueron de una capilla.

  La duda surge con el libro del padre Romero, miembro de la Sociedad de Geografía y Estadística que, cuando pasa su reporte correspondiente al estado de Guanajuato, dice que en la Hacienda de Dos Ríos tiene una capilla. El libro Noticias para formar la historia y la estadística del obispado de Michoacán, fue publicado en 1862 Y bien sabemos que Dos Ríos fue una vicaría, lugar en donde se registraban bautizos, matrimonios y defunciones en el norte del Partido de Salamanca, mismo que luego fue transformado en Registro Civil.

   La duda se aclara a medias pues, en este documento que es un borrador, emitido el 27 de abril de 1875 anotaron que en la Hacienda de Dos Ríos estaba una capilla y un templo en la Cañada de Ortega, pero el documento no está oficializado, ni tiene sello ni es papel membretado.

   Para el 14 de agosto de 1877 se hace un reporte oficial en el que se anotan los templos y capillas que hay en el curato. En la villa están, además de la Parroquia, el de San Agustín, el del Señor del Hospital, las Tres Caídas, el Santuario de Guadalupe, el de San Pedro, San Antonio, el de Nuestro Padre Jesús en San Juan de la Presa, la capilla de la Cruz en Valtierrilla, el de Guadalupe en el rancho de Mexicanos. Menciona luego los que hay en las Haciendas, el de la Purísima Concepción en Cerrogordo, San José en Mendoza, la Purísima Concepción en Dos Ríos, el Señor de la Misericorida en la Joya de Villafaña. No aparece el de Cañada de Ortega.

  El documento incluye una nota en la que dice de la existencia de otros recintos, pero no hace mención de la Cañada de Ortega, si menciona al de Dos Ríos.

  "Existen algunas otras capillas y oratorios de la propiedad de los indígenas, quienes están dispuestos a recomponerlos y proveerlos de los paramentos sagrados de que carecen, para que sirvan al objeto a que fueron destinados por sus antepasados".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada