domingo, 1 de abril de 2012

Otra placa perdida en Salamanca: la de la Calle Benito Juárez.

Por alguna razón que malamente se difundió por todo México en los años cuarenta y los que le siguieron, en sus poblaciones de marcado acento ancestral, de pronto comenzaron a ser derribados a diestra y siniestra casas que guardaban al menos un centenar de años dentro de sus paredes; poco a poco todas las poblaciones se fueron convirtiendo en ciudades "modernas" que lo único que hacían era preferenciar al vehículo antes que al ser humano. Las ciudades perdieron su calidez, perdieron su escala humana y se volvieron todas iguales. Frías, impersonales y, lo peor aun, lo mismo daba que estuviera o no estuviera tal estatua, tal casa, tal puerta o ventana que nos recordara que allí algo importante y trascendente pasó. Salamanca confirma la regla. Todas las placas que recordaban un suceso remarcable sencillamente desaparecieron.

Por mucho que se hable mal de gobierno de Porfirio Díaz, siempre debemos recordar que muchas cosas buenas sucedieron en su larga presidencia, una de ellas fue el recuperar las biografías de los héroes patrios y rendirles culto. Antes de que dieran inicio los festejos del Centenario de 1910, hubo otro centenario que se festejó en nuestro país, ese fue el del natalicio de Benito Juárez. Para ello el gobierno de Díaz mandó colocar en todas y cada una de las poblaciones una placa que recordaba la efeméride. Esta placa debería ser colocada en la calle que llevara el nombre de Juárez, una sola. En Salamanca se optó por colocarla en la esquina en donde hace tiempo se localizaba el bar Gambrinus, en Juárez y Zaragoza, frente a donde estuvo por años la Botica de Guadalupe. En esa esquina lo que hoy vemos es la tienda Coppel-Canadá.

La placa del centenario de Juárez desapareció en Salamanca, también desaparecieron las placas del Centenario de la Independencia que se colocaron en el Kiosco del Jardín Principal y la que se colocó en la esquina de Hidalgo con Tomasa Estévez. Desapareció la placa del Puente Manuel González, del Puente Negro, del Puente del Molinito. Placas históricas que si se colocaron fue por algo pero que la imprudencia y la ignorancia, unidas, nos las desaparecieron. La que vemos en la fotografía es la que aun se conserva en San Felipe Torresmochas. La he visto también en Jaral del Progreso.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada