jueves, 18 de septiembre de 2014

Breve historia del Kiosco de Salamanca y su placa recuperada.

   La guerra de Independencia comenzó el 16 de Septiembre de 1810, terminó oficialmente el 27 de Septiembre de 1821, cuando el Ejército Trigarante hizo su entrada triunfal en la ciudad de México. Poco tiempo había pasado cuando se emite el primer decreto de la nueva Nación, en el se establece que deberán ser borrados todos los escudos de la Corona española que, en edificios públicos se habían colocado y deberían ser sustituidos, de ser posible, por el escudo nacional. Ocurrió que la noticia llegó a Celaya y el Arq. Francisco Eduardo Tresguerras, que había sido partidario del movimiento insurgente, tuvo la idea de concebir un monumento que conmemorara la lucha por la Independencia, es así como, en Celaya se construye una Columna, coronada por un águila encima de un trofeo al más puro estilo neoclásico, bien conocido por Tresguerras.

    Por trofeos debemos entender ese estilo romano en que se colocaban banderas, tambores, cornetas y todo tipo de armas que habían sido colectados luego de una batalla justo como "trofeos de guerra", cuando se pone de moda el Neoclásico, la idea de los trofeos es tomada como parte de la iconografía utilizada para representar el triunfo de la nueva Nación, México, sobre España. Tresguerras. "Adelantándose a la capital de la República, el primer monumento a la Independencia en el país se erigió en Celaya, quizás por estar en el territorio de Guanajuato, considerado cuna de la Revolución contra el dominio español. Gracias a la inspiración del arquitecto Francisco Eduardo Tresguerras, se construyó en 1822 con cantera una columna jónica con capitel que sólo sostenía el águila devorando una serpiente, apoyada en un amasijo de armas y algunas hojas de laurel que sobresalían del conjunto." (1)

  Luego serían colocados otros Monumentos a la Independencia en otras partes de México, siempre con columnas de estilo griego, sean jónicas que corintias, Salamanca no fue la excepción pues se colocó una columna del más puro estilo corintio y  con una gran similitud a la que en Celaya Tresguerras había construido, si bien no estaba coronada ni con trofeos ni con un águila, si había a la mitad del cuerpo de la columna un Escudo Nacional. Era conocido por el nombre de "La Pirami", había sido colocada, dicen, en 1873. Y allí se mantuvo por varias décadas y era, en buena mediada el símbolo de la aun villa, que en 1895 fuera elevada a la categoría de ciudad. Para 1907 se forma la Delegación para los festejos del Centenario y se decide que sería un Kiosco la obra emblemática para conmemorar tal acontecimiento, es cuando se determina que dicho kiosco ocuparía el sito de La Pirami, la cual fue retirada a mediados de 1910. 

   La Comisión Nacional, asentada en la ciudad de México solicitó a cada uno de los Ayuntamientos de la República que enviaran una fotografía de la obra de mayor importancia realizada en la población, esto con el fin de incluirla en un álbum fotográfico que, a manera de catálogo, sería creado como parte de los Festejos del Centenario. El alcalde de Salamanca es notificado, tanto de México como de Guanajuato sobre el catálogo y la necesidad de una fotografía, es entonces cuando se define que en Salamanca la obra emblemática del Centenario sería un Kiosco en la Plaza de la Constitución o Jardín Principal.

Centenario de la Independencia.-
Comisión del Distrito de Salamanca.

     Recibí la Circular Número 2110 que, con fecha 14 de Febrero próximo pasado, se sirvió usted dirigirme, haciendo allí referencia al acuerdo de la Comisión Nacional del Centenario de la Independencia, relativo a la publicación de una Colección de Fotograbados de las mejoras que se hayan de inaugurar el próximo mes de Septiembre, en solemnidad del Glorioso Centenario de nuestra Independencia; y tengo la honra de contestar el precitado oficio; diciendo que el I. Ayuntamiento de esta ciudad ha contratado con la Casa de Jorge Unna y Cía. -San Luis Potosí- en 2,300$ un kiosco que se colocará en el centro de la Plaza.
     Existe en poder del C. Presidente de la Corporación Municipal los dibujos correspondientes, con expresión de sus medidas, pero nos ha parecido lo mejor aplazar, (si de esto no resultase inconveniente alguno, la fotografía hasta después que el kiosco quede puesto en su base, lo cual, á más tardar, será en la segunda quincena de Junio vender; mas si esta tardanza pudiere perjudicar en algo los trabajos de la publicación proyectada, se sacará la fotografía de los dibujos supradichos para ser remitida con oportunidad.
     Quedo en espera de las órdenes que tuviere Usted á bien darme sobre este particular; y con tal motivo, me es gato protestarle las seguridades de mi distinguida consideración y aprecio.

     Salamanca, 2 de Marzo de 1910.
     Indalecio Ojeda (rúbrica).

Ciudadano Secretario de la Comisión
Nacional del Centenario de la Inde-
pendencia. (2)

   Es así como, de acuerdo a lo establecido, el Ayuntamiento de Salamanca cumplió, en tiempo y forma, con la solicitud hecha por la Comisión Central, las fotografías son enviadas a Guanajuato para que de allí, seguramente concentradas las de todas las municipalidades, serían remitidas a la ciudad de México, será interesante localizar el mencionado Álbum para conocer la fotografía remitida, no dudo que fue de excelente calidad, como esta que se conserva como parte de la memoria colectiva de todos los salmantinos, toma hecha el 16 de Septiembre de 1910, cuando el Kiosco es inaugurado.

   En este acercamiento vemos que las señoritas flanquean la placa que fue colocada para marcar el singular evento, cuando en Salamanca se conmemoró, oficialmente, el Centenario de la Independencia, para ello, también de la Casa Unna de San Luis Potosí, fue enviada, por orden del Gobierno del Estado de Guanajuato una placa metálica con la leyenda "16 de Septiembre 1810-1910" que fue colocada en el Kiosco, eso lo podemos ver claramente en esta estupenda toma.

   Otra de las fotografías que sobreviven del día de la inauguración del Kiosco, es esta, en ella destaca, y marcado con una flecha, la placa de inauguración. Estas placas sobreviven en algunos de los Kioscos de algunas poblaciones guanajuatenses, como es el caso de Jaral del Progreso que no está en el Kiosco sino adosada a una de las columnas de los portales aledaños. En Tarimoro está aun en el Kiosco, así como en Villagrán.

   Otra de las fotografías del evento del Centenario, en ella aparecen las señoritas salmantinas que quizá fungieron como edecanes , sería bueno reconocerlas, no dudo que los apellidos de Garcilita, Domenzáin, Orozco, Puente, esté entre una de ellas. Sobresale al fondo el frente del templo del Señor del Hospital, obra que llevaba varios años suspendida y que hasta una década más tarde sería reanudada, para ser consagrado el 30 de abril de 1924.

   Esta fotografía no está fechada, podemos calcular 1918, tal vez 1920, esto considerando los nombres de las tiendas de la calle Allende, así como la altura de los árboles del Jardín Principal, es un día de fiesta, se ve la vendimia y la banda municipal tocan en el Kiosco, tal vez era un Jueves de la Ascensión, fiesta grande en Salamanca en aquella época.

   Esta es otra toma de la época pero no cuento con la fecha exacta. En ella vemos al lado izquierdo, la casa de dos pisos propiedad de don Octaviano Arredondo que luego pasara a posesión de su hijo, Pedro. Allí estaba localizada la tienda La Bandera Verde, especializada en artículos de papelería, luego se colocaría, en esa esquina, la única bomba de gasolina que había, la de El Águila. Vemos al fondo los arcos mixilíneos del Portal Bravo.

   En esta toma hecha en la década de los años veinte desde la torre de la Parroquia Antigua aparece, en primer término el templo del Señor del Hospital que me da la sensación de que aun no estaba concluido, al fondo el templo de San Agustín y del lado izquierdo sobresale entre los ya crecidos árboles de trueno, el Kisoco del Centenario. Nótese el tendido de las vías del tranvía sobre la calle de Allende.

   El Jardín de la Constitución visto desde la torre del templo Expiatorio, esta fotografía tal vez es de finales de la década de los treinta, quizá de los primeros años de los cuarenta, notamos varias cosas, una es el tipo de arbortantes que habían sido colocados, la otra el expendio que había en la esquina sureste, y, lo que ahora nos interesa más, que el Kiosco había sido cubierto, en su rededor por una especie de jardinera que ocultaba la placa del Centenario.

   Otra de las fotografías del Kiosco que encontramos en donde aparece aun la placa original del Centenario es esta, lamentablemente no tenemos la fecha de la toma, quizá fue luego de que se retirara esa jardinera que lo rodeaba, lo digo en base a que esta toma es más clara que la anterior y, además, notamos que los árboles están más crecidos.

   Y así fue como permaneció el Kiosco, luego de sus varias remodelaciones, con la placa extraviada desde nadie sabe hace cuanto tiempo. Una de las primeras personas que lo denunció fue el Lic. Castro en una publicación contenida en el compendio histórico de la Revista Radar de 1988. En las celebraciones del Bicentenario este detalle pasó desapercibido y es, hasta ahora, en 2014, que la autoridad municipal de Salamanca hace la recuperación de la placa conmemorativa del Centenario, para que quede constancia en la memoria colectiva de todos los salmantinos.






Fuentes:

1.- Martínez Assad, Carlos. La patria en el Paseo de la Reforma. UNAM-FCE. México, 1995. p.22

2.- Archivo Histórico Municipal de Salamanca, Caja 260. Sección Gobierno. Serie Cultura y Deporte 1831-1949.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada