miércoles, 10 de septiembre de 2014

El registro de Confirmaciones de la Villa de Salamanca del 6 de Marzo de 1708.

    Gran sorpresa me llevo al ver en el Archivo Parroquial de Salamanca el registro de confirmaciones que se realizaron el martes 6 de marzo de 1708, y, como marca la regla, estas confirmaciones fueron realizadas por el Obispo de Michoacán, Don Manuel de Esalante Colombres y Mendoza, décimo sexto Obispo de Michoacán durante su visita pastoral por esta parte de su diócesis. Al analizar el documento nos vamos imaginando muchas cosas, como, por ejemplo, el aglomeramiento que hubo en torno al templo parroquial que para entonces ya estaba construido pero aun no terminado. Ya entonces, 1708, estaba construida una sola torre, esa que vemos en el recinto conocido como Parroquia Antigua. El aglomeramiento se debe a que los confirmados fueron 475, si consideramos que la mayoría eran niños, estos seguramente iban acompañados de sus padres, además de sus respectivos padrinos. Agreguemos a ello el séquito que, seguramente, acompañaba al Señor Obispo. 

Confirmados março de 1708 años.

   En la Villa de Salamanca en seis de março de mil set.tos y ocho años Estando la Sala principal de la Casa de mora de los S.res Curas de esta villa que esta inmediata a la igles.a parrochial de ella El Illmo y Rmo Sr. Don Manuel de Escalante Colombres y Mendoza Obispo de la S. Ibles.a de la Ciu.d de Valla.d provincia de Michoacan del Consejo de la Mag.d &a mi Sr estando y selebrando las Confirma.s dixo su Señ.a Illma. que mandaba y mando que todos los confirmados se asienten en este libro de los Baptismos p.a que en todo tipo conste expresando sus qualidades y son como siguen." (1)

    El listado es largo, se anota allí el nombre de pila, luego "sus qualidades", es decir, su origen o casta. En una tercera columna aparece el nombre del padrino y, como marcaba la tradición, cuando se anotan indios, mestizos o mulatos, estos solo aparecen con el nombre de pila, cuando son españoles llevan el apellido, en el caso de los padrinos solamente. Esto nos da una idea de la población infantil, la cual se marca, según el estudio de uno de los que más profundamente ha visto la conformación de la sociedad en el México virreinal, Oscar Mazín, de que, cuando la Iglesia levantaba sus padrones, cosa que hacían cada año, en ellos anotaban a los mayores de 8 años, pues eran ya sujetos al pago del Diezmo, los menores no eran contados, por lo que se llegó a establecer, como regla, aumentar en un 25% la población arrojada en esos "censos" para tener un número de habitantes más próximos a la realidad. Ahora que encontramos este documento, podemos implementar la regla al revés, para determinar que la población de la villa de Salamanca y su provincia era de unos 2000 habitantes. Numero que no puedo confirmar a ciencia cierta, simplemente es para darnos una idea. Es muy próximo a la realidad, considerando que en el padrón de 1683, la población registrada fue de 1,467 habitantes.

   Debemos tener en cuenta que no solamente eran confirmados niños, pues muchos indios habían sido bautizados ya en edad adulta y, cuando el obispo llegaba a la Villa, eran confirmados, pero de esos detalles no tenemos noticia. Lo que si vemos en estos documentos es la composición demográfica en base al listado de los 475 confirmados los cuales fueron: 343 indios; 55 españoles; 46 mestizos y 31 multatos. Es decir, un siglo después de ser fundada la Villa de españoles de Salamanca, la población era eminentemente indígena con un rotundo 72% de presencia.

   Son 475 nombres de padrinos que aparecen en la lista, sería complicado transcribirlos todos, pero, para fines estadísticos y más precisamente, para fines genealógicos, saco algunos nombres y apellidos para darnos una idea de cuán antiguos son los apellidos de la región de Salamanca: Gregorio de Lizarrarás, Diego de Soto, Manuel Rodríguez, Joseph de Fonseca, Joseph López, Joseph de Irazabal, Br. Juan Díaz Corona, Alonso Pérez, Agustín de Cervantes, Salvador Ramos, Juan de Witrago, Martín López, Joseph Solórzano, Antonia de Miranda, Lorenza Mexía, Xbal de Herrera, Antonio Flores, Ana de los Ríos, Antonia Merino, Domingo Solórzano, Bernabé González, Diego de Guevara, Joseph de Soto, Nicolás de Orozco, Joseph Salmerón, Joseph Zavala, Juan Arroyo, Mateo Gómez, Antonio de Fonseca, Lucas García, Bernabé González, Agustín Pantoja, Gaspar de los Ríos, Francisco Gutiérrez, Miguel de Miranda, Agustín de Sandoval, Pedro de Retes, Doña María de Valle, Pedro de Amézquita, Nicolás de Santillán, Nicolás de Ribera, Nicolás Pérez, Antonio de Hinojosa, Domingo Ximénez, Michaela Zurita, Joseph M. Redondo, Doña Isabel de Prado y Sotomayor.

   Sobre el Obispo Escalante Colombres y Mendoza sabemos que nació en Lerma, España, en 1649, es nombrado Obispo de Durango en 1701, ocupando el cargo en 1703, para el 19 de mayo de 1704 es nombrado Obispo de Michoacán, a donde llega el 27 de Junio de se mismo año. Muere en Valladolid, Michoacán, el 15 de mayo de 1708, a la edad de 59 años, por Salamanca pasó el 6 de marzo de ese año, no sabemos si pernoctó aquí. El Señor Cura de la Villa de Salamanca era entonces el Bachiller Don Joseph Bruno de Salas y Garnica.

Fuente:

Archivo Parroquia de Salamanca. Libro de Bautismos No.3 del 12 de Junio de 1706 al 27 de Marzo de 1718. pp.21-27.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada