sábado, 28 de marzo de 2015

El paso a desnivel en la calle Zaragoza de Salamanca, Guanajuato.

    Recordarás, si es que tienes al menos 50 años de vida, que antes Salamanca se partía en dos cuando el tren hacía sus largas maniobras, en ocasiones no 2 horas solamente sino más, o al menos me parecía una eternidad el esperar de un lado de la vía para cruzar al otro, esperando que el tren siguiera su camino. Aun sucede en la actualidad, pero ya hay cuatro pasos a desnivel ¿o son 3?... pues bien, este que ahora vemos lo conocí como el de Luis Aurelio, considerando que fue el doctor Sánchez Pérez quien lo mando construir cuando estuvo encabezando la presidencia municipal.

    Dicen los de generaciones antes de la mía, que allí se encharcaba el agua siempre, pues había un manantial. Cosa que no discuto pues, si vemos con atención la zona en la actualidad crecen enromes laureles de la india o "truenos" de un lado y del otro del Desnivel, lo cual indica que allí el manto freático es abundante. Lo que sí sé, de acuerdo a mapas antiguos, es que por allí pasaba el arroyo de San Antonio, que más adelante cruzaba la vía, por el puente Prieto, y descargaba sus aguas en la Charca.

   Esta no pretende ser la historia del Paso a Desnivel que tiene un nombre y que no me acuerdo cual le dieron, pero es el Desnivel de Zaragoza, el cual, hace pocas semanas fue decorado, eliminado los absurdos grafiti que solían ir a "plasmar" y ahora hay una interesante muestra de arte urbano, en ella la que noto es que sí se respeto, aquello que algunos por allí no quisieron aceptar por motivos varios, de que la fecha de fundación de la villa fue en 1602, cosa con la que estoy totalmente de acuerdo. También se marca allí otro año, emblemático para la historia de Salamanca: 1950, año de la inauguración de la Refinería y parteaguas en la vida local.













   Esta última toma no es en el paso a desnivel de Zaragoza, sino en el desnivel de Obregón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada