martes, 10 de marzo de 2015

Un viaje al pasado de Salamanca a través de mapas del siglo XIX.

   Seguramente que tú, que estás pendiente a lo que publico en este espacio eres de las personas que tienen un interés por conocer más datos sobre la Historia de Salamanca que vayan más allá de los consabidos y reconsabidos que se han publicado continuamente durante más de un siglo. Creo que la labor de investigar más a fondo sobre Salamanca nos presenta un campo vasto por descubrir, justo hoy lo hago de nueva cuenta basándome en los mapas que he ido encontrando y que nos dan un testimonio claro de lo que fue aquella villa enclavada en mitad del Estado de Guanajuato, en la rivera norte del Río Grande de Lerma. El mapa que ahora vemos es de 1915 aproximadamente, aparecen los caminos marcados en rojo, la vía del tren en negro y los ríos en azul. Aparecen marcados los ranchos con un R; las haciendas con una H. La línea negra punteada nos marca los límites de la municipalidad. Este mapa se conoce con el nombre de Plano de la Carta del Estado de Guanajuato. Pero este mapa es relativamente reciente, los que a continuación comparto contigo seguramente te sorprenderán tanto como a mi lo hicieron cuando los descubrí en la Mapoteca Manuel Orozco y Berra.

    Este mapa aparece sin fecha y si autor. Nos muestra una villa idílica, casi diría que utópica pues nos muestra una traza de calles perfecta, que van del norte al sur y del oriente al poniente, una muy equilibrada retícula que todavía guarda algo que heredamos del siglo XVII cuando la fundación de la villa, pues vemos que las cuadras eran más grandes de la zona centro hacia el oriente. Más a la derecha se alcanza a ver un caserío, eso es Nativitas. Al centro, de oriente a poniente, aparece el Camino Real que venía de Celaya y continuaba a Irapuato. Vemos a la derecha, en lo que hoy es la calle Guerrero que salía un camino rumbo a Santa Cruz. Al norte la población llegaba hasta la actual calle Matamoros, apenas unas cuantas casas había en lo que hoy es la Avenida del Trabajo y el límite de la población era, al norte, lo que hoy conocemos como calle de San Antonio. Al sur el límite lo era el Río Grande de Lerma. Hacia el poniente, la calle que más casas muestra es la de Pasajero; un poco más al poniente está la calle de Cazadora, por donde salía el camino a Temascatío. El mapa no está fechado, deduzco que es de 1860, la población de la villa llegaría escasamente a los 5 mil habitantes. Se le conoce como Plano de Salamanca.

  Este mapa tampoco tiene fecha ni nombre de autor, también se le conoce como Plano de Salamanca, tiene la característica de que las anotaciones están escritas en francés, lo que nos dice que fue levantado durante la intervención francesa, quizá en 1863 cuando el ejército francés se encontraba haciendo levantamientos topográficos de los territorios de los que se iba apoderando, a diferencia del anterior, este tiene mayores datos, como que luego de la calle de San Antonio estaban la huertas.

   Este mapa fue elaborado en 1879, no es de precisión, pues fue utilizado para las triangulaciones que los ingenieros encargados del trazo del Ferrocarril Central requerían para continuar construyendo los caminos férreos. Alcanzamos a ver líneas azules y rojas, que fueron las trazadas para esa triangulación, coincidiendo en un sólo punto, que es en la torre de la Parroquia Antigua. El mapa lleva por nombre: Ferrocarril de Celaya a León, tramo de Salamanca a Irapuato.

   Del mismo mapa, encontramos que al nor-poniente el punto de triangulación fue en la Hacienda de El Fuerte, que era propiedad de don Jesús Covarrubias.

   El punto de triangulación al sur aparece marcado pero no dentro de una comunidad, lo que si podemos ver entre Salamanca e Irapuato, son el rancho de San Vicente y la Hacienda de Buena Vista, la línea negra nos indica por donde correría la vía del tren y la línea doble nos marca el camino entre una y otra población, por ahí es justo en donde hoy día se localiza la planta de Mazda.

   Siempre en el mismo mapa vemos las líneas azules, esas están sobre la torre de la Parroquia de Nuestra Señora de la Soledad.

   Un mapa que tampoco tiene fecha pero que intuimos se trata del año de 1885, cuando se estaba haciendo el trazo de la Burra, de Salamanca a Valle y Jaral. El mapa no es de precisión en lo que al trazo de la villa se refiere, sino lo importante es que vemos allí en línea recta, lo que fue esa vía del tren, mientras que la línea punteada se refiere al camino que seguía para Valle de Santiago, pasando a un lado de la Hacienda de El Molinito, ese camino es actualmente la avenida Valle de Santiago, en la colonia Guanajuato. Es de llamar la atención que al norte de aparece marcado el desaparecido Arroyo de San Antonio.

   Para acabar este viaje por la historia de los mapas de Salamanca del siglo XIX, vemos uno de 1895 aproximadamente, en el que ya están varias construcciones más allá del límite norte que por varios años tuvo la población, que fue la vía del tren México-Ciudad Juárez. Aparecen marcados los terrenos que fueran conocidos luego como La Casa Colorada, de los Argomedo, propietarios de las Haciendas de Cerro Gordo y de Dolores. Vemos también la que fueran las trojes y zahúrda de Don Octaviano Arredondo, por ahí también había una propiedad de don Jesús Covarrubias, el trazo de la ya declarada ciudad de Salamanca se ve que estaba en crecimiento. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada