viernes, 20 de marzo de 2015

El problema habitacional en Salamanca, 1946.

    Me he maravillado en muchos pueblos del Estado de México, el de Morelos y el de Hidalgo al llegar y ver un magnífico convento. Por esos rumbos abundan los levantados en el siglo XVI, son recintos magníficos, algunos restaurados, otros en franca decadencia, algunos más en el semiolvido. Un día me hice la típica y tradicional pregunta de ¿cómo es posible que lo tengan en este estado?, no pasó mucho tiempo en que el recuerdo de lo ocurrido en Salamanca me diera la respuesta, pues acá, por fortuna, llegó el momento en que el recinto fue rescatado, dignificado, cubriendo una función adecuada a las características arquitectónicas que cuenta, pero hubo una vez...

    Los frailes agustinos, la igual que de todas las demás órdenes religiosas, sean de hombres que de mujeres, fueron exclaustrados a consecuencia de la Leyes de Reforma, el gobierno vendió en muchos de los casos, los magníficos recintos novohispanos, algunos subastados, otros derruidos, unos más fragmentados. A nadie le importó la riqueza histórica y arquitectónica que cada uno tenía, el de Salamanca no fue la excepción, estuvo en el abandono por mucho tiempo. La Reforma ocurrió en 1857, no se aplicarían cabalmente porque al poco el país estuvo invadido por Francia, luego de la resinstauración de la República se aplicarían. En 1868 se funda la Penitenciaría de Salamanca, es así como el claustro mayor del Convento de San Juan de Sahagún, que conocemos con el nombre de San Agustín, fue la sede de dicha penitenciaria.

    Durante la Revolución fue sede de las tropas, tanto Villistas como Carrancistas, sería luego Enfermería del incipiente hospital civil, sería luego sede del Partido de la Revolución Méxicana, antecedente del PRI (claro es que apenas un par de celdas, no todo el conjunto), sería luego ofrecido para construir allí una especie de Hotel para albergar a varias docenas de trabajadores de Refinería que se encontraba en construcción; luego se convertiría en el antecedente de eso que conocemos por Casino Petrolero, sede de la recién creada Escuela Preparatoria de Salamanca, incluso casa habitación de Carmelo Servín, representante local del Sindicato petrolero, todo esto debido a que, por un lado se le quería dar uso al inmueble y por otro, por el severo problema de alojamiento que se dio en Salamanca al comenzar la construcción de la Refinería que llevaría por nombre el de Ing. Antonio M. Amor, y que conocemos por RIAMA. El problema se agudizó en 1946, aquí unos ejemplos:

Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.
Sección 24. Ciudad Madero, Tamaulipas.

Asunto: Pide la intervención de la H. Autoridad, sobre el costo alto de la vida.
Fecha:   Marzo 30, 1946.
Oficio:  No. 20, Exp. 102.6

C. Presidente de la H. Junta de Administración Civil.
Ciudad.

   El número de trabajadores movilizados por Petróleos Mexicanos a esta región, no justifica el desequilibrio económico de la misma ni los abusos que se están cometiendo con nuestros coasociados muy especialmente por los propietarios de casas habitación que en el término aproximado de seis meses han subido sus rentas de 300 a un 500%, en tal forma que ni aun con los salarios en la Industria Petrolera podemos pagar, por lo que nos permitimos dirigirnos a usted a fin de que esa H. Autoridad intervenga en la misma forma que ya se hizo en la ciudad de México por decreto del C. Presidente de la República, congelando los precios de los arrendamientos para casas habitación.

   No desconocemos que el alza y baja de los precios están regidos esencialmente por leyes de carácter económico pero estimamos que el caso de esta Ciudad existe un alza artificial para lo que bastarían medidas gubernativas a fin de remediarlas con beneficio de los trabajadores y de la población en general.

   Lo que está pasando con el arrendamiento de las casas habitación sucede igualmente con determinados artículos de primera necesidad, vgr. del azúcar en que la tienda de la Distribuidora local, las cantidades de azúcar que recibe para regular el precio de este artículo en plaza, parece que son entregadas en forma subrepticia a los comerciantes que especulan inmoderadamente con todos los artículos de primera necesidad; por lo que suplicamos se haga una investigación de las cantidades que recibe y la forma en que son distribuidas, pues casi siempre se encuentra conque la tal distribuidora, se le ha agostado el azúcar para su venta local.

   Consideramos urgente la intervención de esta H. Autoridad por las razones antes expuestas, a fin de que se ponga coto a la especulación sin tasa de que son objeto nuestros compañeros y la población en general.

   Agradecidos por la atención que a la presente se sirva dispensarnos, nos es grato repetirnos como siempre a sus respetables órdenes.

Atenta y agradecidamente.
Unidos Venceremos

Salamanca, Gto., marzo 30, 1946
Por el Comité Ejecutivo Local.
J. Carmelo Servín López.
Representante Local.

Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.
Sección 24

Asunto: Enviando lista de trabajadores a esta sección.
Fecha:   Julio 10, 1946
Oficio:   No. 318   Exp. 102.6

C. J. Tulio López Lira.
Presidente Municipal
Palacio Municipal
Ciudad.

   De acuerdo con las pláticas verbales que tuvo la Comisión Sindical de esta Sección, adjunto al presente estamos enviando a Ud. la lista de los trabajadores miembros de ésta y que actualmente están rentando casas en la localidad; en dicha lista encontrará el importe que por concepto de renta pagaban los inquilinos que antes ocupaban dichas casas, así como también se podrá ver a simple vista la diferencia de lo que están pagando actualmente. Como casos concretos, tenemos la casa de la Sra. María Pérez en Ave. Revolución #12, que se encuentra en pésimas condiciones y que en ella viven 5 inquilinos, recibiendo mensualmente dicha señora la cantidad de $225.00 por una sola vivienda, al igual que el Sr. Victoriano Morales en Juárez 129, quien rentaba su casa anteriormente en la cantidad de $8.00 y actualmente percibe de nuestro compañero Domingo Tamayo, la cantidad de $40.00 mensuales y así sucesivamente.

   Agradecemos por anticipado la atención que se sirva dispensar al presente y sin más de momento, nos complace suscribirnos.

Atentamente.
Unidos Venceremos.
Por el Comité Ejecutivo Local: Claudio Morales Maya. Srio. Gral. Interino.

  Los problemas se resolvieron, la constructora Atlas comenzó a trabajar en lo que sería luego conocida como la Colonia Bellavista, se proveería a la gran mayoría de los trabajadores de Pemex una vivienda y los espacios del Ex convento de San Agustín serían recuperados. El Claustro Menor fue sede de una escuela primaria por varias décadas, actualmente es la Casa de la Cultura de Salamanca y el Claustro Mayor es, en la actualidad el Centro Estatal de las Artes.

Fuente:

Archivo Histórico Municipal de Salamanca. Caja 326. Sección Gobierno. Serie: Industria y Comercio. Pemex.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada