sábado, 26 de marzo de 2016

Las abundantes Jacarandas por las calles de Salamanca

  ¿Cuándo llegaron? ¿Cómo llegaron? ¿Quién las trajo? No hay respuestas. Lo que intuyo es que, si la Jacaranda es un árbol originario de Sudamérica, como lo es el Pirul, seguramente ocurrió en algún momento de la época virreinal que lo mandaron traer. Sabemos que (nuevamente por intuición) durante el gobierno de Luis de Velasco, el joven, es decir, el hijo del segundo virrey de Nueva España que tenía el mismo nombre, cuando regresó de Perú, al ver las condiciones del Camino Real, determinó que, el árbol del Perú, es decir, el Perúl, sería el ideal para dar sombra y belleza a ese largo recorrido que bestias y humanos hacían. Fue entonces que mandó que el correo real fuera esparciendo semillas de Perul a lo largo del camino. Fue así como, luego de varias décadas, el Pirul toma carta de naturalización en nuestro país.

  Y no se si te ocurra lo mismo que a mi, pero yo veo cada año más y más Jacarandas por Salamanca. Imposible que pasen desapercibidas, siendo su color tan intenso, y cada vez surgen más y más por las calles, especialmente al norte, es decir, desde la Bellavista hasta la Autopista. ¿Será que toda aquella gente que llegó a Salamanca contratada por Pemex en Poza Rica y en Tampico las trajeron de sus tropicales tierras? no lo sé.

  Mi recuerdo de las Jacarandas es desde siempre, desde que nací ya había una Jacaranda en mi casa, y siempre la vi florecer al comenzar la Primavera; nunca supe si la Jacaranda estaba allí o si fue plantada... me inclino a pensar a que, cuando comienza la migración del Golfo al Bajío es cuando se introduce la Jacaranda a esta región... mera idea, mera conclusión que saco luego de andar por las calles del norte de Salamanca y ver un verdadero jardín botánico tropical, del cual daremos cuenta dentro de poco en este espacio... mientras tanto, te invito a recorrer las calles de Salamanca que ahora están inundadas de tan particular y aroma.






















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada