jueves, 7 de enero de 2010

Los Carros Bíblicos, una tradición salmantina

Hoy como ayer, tuvimos la celebración del día de Reyes con el desfile de Carros Bíblicos, la valiosa colaboración de don David Sierra y sus dos carros antiguos obsequió un aire de nostalgia, seguramente nuestros padres y abuelos vieron algo similar.


Ayer 6 de enero se cumplió una vez más con la tradición iniciada por el Señor Cura que estuviera en algún tiempo encargado del templo del Señor del Hospital, el padre don Vicente Bustos, se cumplieron 138 del desfile de los Carros Bíblicos, tradición que se fue arraigando en el gusto de los salmantinos.


Del padre Bustos poco se sabe, quedó en el recuerdo de la población debido a que fue el, con su entusiasmo, que organizó colectas, primero para la realización de los Carros Bíblicos y después para colocar un reloj público en la torre que para tal fin se mandó construir en lo que ahora conocemos como templo Expiatorio. El padre Bustos, cuenta don Florentino López Lira “era bastante feo, siempre aparecía con un paraguas para defenderse del sol, sombrero de ala ancha y gabán… por los años de 1872 era vicario de la Parroquia, sacerdote que después de haber sido casado, en su viudez se ordenó, fue nombrado capellán del templo del Señor del Hospital y siendo por naturaleza dinámico y artista por añadidura, tuvo la feliz idea de conmemorar con mejor esplendor los días de Nochebuena salieran a la calle carros alegóricos escenificando la vida de Nuestro Señor Jesucristo y pasajes bíblicos alusivos…”


El maestro Gregorio Antonio Valencia dirigió: "El Nacimiento", representación que vemos en esta fotografía.


Hay otros documentos en donde se ubica un poco posterior la fecha de inicio a lo que dice don Florentino, esta sería veintiocho años después, esta corrección la comenta César Matadamas: “Según consta en el Acta de Cabildo con fecha 11 de febrero de 1899 y siendo jefe político Epifanio Solache se reconoce al presbítero don Vicente Bustos, en ese entonces vicario de la parroquia de San Bartolomé (hoy Parroquia Antigua) como iniciador de los Carros Bíblicos”. Esta corrección implica el ajuste en el número de celebración, correspondiendo a éste año la número 111. Claro es que debemos considerar que los conflictos sociales en que no solo Salamanca, sino todo el país se vio involucrado, fueron motivo de la suspensión de estos desfiles, primero por la Revolución y luego por la llamada Guerra Cristera, en la cual se prohibió todo tipo de manifestación religiosa en ámbitos públicos.


La idea del Padre Bustos fructificó, fueron varias personas las que participaron en cosas tan importantes como la creación de la música y canciones que daban el toque característico de la festividad, “el genial músico don Teófilo Araujo, de imperecedera memoria, se encargó de la parte musical y don Febronio Zavala y Teodoro de Jesús Vallejo, cura de Guanajuato, de la letra. Don Teófilo ensayó los coros que llamaron poderosamente la atención…” esto lo dice don Florentino. Esos desfiles que mencionan se hacían los días previos a la Navidad, seguramente habrán sido un éxito total dado que en esa época las representaciones teatrales eran muy bien recibidas por la gente, al existir pocos eventos que involucraran la música, el canto y la representación escénica. Dentro de los ajustes que, al paso del tiempo se hicieron, se incluye el de fecha, siendo trasladados a la fecha que antes de la comercialización tan intensa que sufrieron los originales y auténticos festejos navideños, los que antes marcaban como la fecha de los regalos el 6 de enero, día de los Santos Reyes.


Este es el carro denominado “La Puerta del Cielo”, (el sueño de Jacob).


De lo vivido ayer, no ha habido muchos cambios desde la primera vez que fueron escenificados, cuenta don Florentino que esa primera vez fueron los pasajes de “El Nacimiento, La Puerta del Cielo, Los Desposorios, El Tributo al César, La Cabaña y el Paraíso” en la actualidad algunas escenas han cambiado de nombre, otras han sido cambiadas totalmente en su presentación, como quiera, siguen estando presentes en el acervo de cultura y tradición de Salamanca.


Los pasajes que se presentaron fueron:


1. La Puerta del Cielo (El Sueño de Jacob)

2. Moisés rescatado de las aguas

3. Los Esponsales de María y José

4. La Anunciación a María

5. El Nacimiento, Jesús nace en Belén

6. La Cabaña (La Anunciación a los Pastores)

7. Adoración de los Reyes Magos


Este carro se denomina “Moisés es rescatado de las aguas”


La idea del Padre Bustos fructificó, fueron varias personas las que participaron en cosas tan importantes como la creación de la música y canciones que daban el toque característico de la festividad, “el genial músico don Teófilo Araujo, de imperecedera memoria, se encargó de la parte musical y don Febronio Zavala y Teodoro de Jesús Vallejo, cura de Guanajuato, de la letra. Don Teófilo ensayó los coros que llamaron poderosamente la atención…” esto lo dice don Florentino. Esos desfiles se hacían los días previos a la Navidad, seguramente habrán sido un éxito total dado que en esa época las representaciones teatrales eran muy bien recibidas por la gente, al existir pocos eventos que involucraran la música, el canto y la representación escénica. Dentro de los ajustes que, al paso del tiempo se hicieron, se incluye el de fecha, siendo trasladados a la fecha que antes de la comercialización tan intensa que sufrieron los originales y auténticos festejos navideños, los que antes marcaban como la fecha de los regalos el 6 de enero, día de los Santos Reyes.


Esos primitivos carros que seguramente en un principio habrán sido movidos por bueyes e iluminados con velas, fueron cambiando a medida que las tecnologías avanzaban hasta ofrecernos el espectáculo como el que anoche pudimos disfrutar. Es justo dar reconocimiento a quienes con su esfuerzo lo hicieron posible:


En la escena de “Los Desposorios” la música fue compuesta por el maestro Don Teofilo Araujo en el año de 1878 y la letra fue creada por el Sr. Cura de Guanajuato Don Teodoro de Jesús Vallejo.


La coordinación general de la parte artística esta a cargo del maestro Salvador García Barrón, quien además tuvo a su cargo la dirección musical de los pasajes correspondientes a "La Puerta del Cielo", "La Cabaña", "La Anunciación a María" y "La Adoración de los Reyes Magos"



El carro de “Los Desposorios” es donde se interpreta el matrimonio de José y María.


La maestra Silvia Alba Roa dirigió "Moisés Rescatado de las Aguas" cuya música original es de la autoría del compositor salmantino Arnulfo Delgado; también, la maestra Alba dirigió "Los Desposorios".



Excepcional interpretación de la soprano Fabiola Venegas en el carro “La Anunciación a María”


El personaje de la virgen María fue caracterizado por la soprano salmantina Fabiola Venegas en el pasaje de "La Anunciación a María" quien actualmente ostenta el 1er lugar del concurso internacional de canto Sinaloa 2009. Cabe mencionar que la partitura de esta escena es también de la autoría del compositor salmantino Arnulfo Delgado.


La coordinación por parte de la administración municipal estuvo a cargo del maestro Luís Rodríguez del Moral Director de Cultura Educación y Deporte. La conducción del evento en el Jardín Principal estuvo a cargo del Sr. César Matadamas, Jefe de Difusión Cultural.


La Banda Vallense interpretó la partitura del carro conocido como “La Cabaña” en donde se representa la escena de la anunciación a los pastores.





Y aquí queda para la memoria lo que fueron los Carros Bíblicos del 2010. Falta nombrar a muchas personas que participaron en tan singular evento en este año en que celebramos el 450 aniversario de la llegada del Cristo Negro del Señor del Hospital a Salamanca, además del magno Bicentenario del inicio de la guerra de Independencia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada