sábado, 6 de febrero de 2016

De Castas y Españoles en la villa de Salamanca, silgo XVII.

  De pronto hay quien aun en esta segunda década del siglo XXI que estamos viviendo, afirma venir de una noble ascendencia. No admite aun que en México confluyeron tres razas y que de allí surgimos todos nosotros. Estamos por cumplir cinco siglos de la conquista, cosa que ocurrirá en 2021, año en que tendremos, además otro Bicentenario más, el de la Consumación de la Independencia. Y del Quinto Centenario de la conquista estamos a tan solo 6 años, un sexenio, para entender mejor el tiempo que falta para llegar al aniversario.

   Cada siglo se compone de tres generaciones, por lo que, si estamos a cinco siglos de la Conquista, quiere decir que han habido 15 generaciones desde entonces. Generaciones que se han ido mezclando y volviendo a mezclar, de Europa nos llegaron ya de por si mezclados, venían de la España con larga presencia judía, larga presencia árabe, larga presencia romana, visigoda  y seguramente alguna otra civilización más. Así que hablar de una pureza de sangre está difícil. Ya desde antes de la Conquista había comenzado el mestizaje. Hay quien piensa que el primer mestizaje entre Zazil ha, del pueblo maya, con Gonzalo Guerrero. Se piensa eso ocurrió en Akumal. Y hay quien dice que el mestizaje fue a partir de Hernán Cortés con Ce Malinali, Malinche o Doña Marina, como gustes llamarla.

   Los primeros españoles que llegaron lo eran (por así decirlo) de chile, de dulce y de manteca, pues igual venían judaizantes, que portugueses, que italianos, que flamencos y, (creo) uno que otro alemán  pues entonces el Imperio Español era enorme y abarcaba muchas naciones europeas. Insisto en algo, si en este siglo XXI hay quien todavía piensa descender de razas puras, eso esta difícil, más aun en México. Pero me dejo de elucubraciones y entro en materia: el mestizaje que se dio en Salamanca. Ya desde tiempos prehispánicos el sitio que hoy ocupa Salamanca era de confluencia de pueblos, al sur del río estaban los Purépechas, al norte los Chichimecas Guamares, pero en oriente, eran también Chichimecas, del pueblo Pame, luego vendrían los Otomís junto con los Españoles y, casi simultáneamente llegaron Negros y Mulatos. El rumbo fue un auténtico crisol, en donde se fundieron buena cantidad de pueblos, de naciones. De lo ocurrido entre 1603 y 1651 en término de nacimientos, matrimonios y defunciones, no sabemos nada pues el primer libro no se comenzó hasta noviembre de 1651. Y es en esos libros que vemos aparecer el crisol más que manifiesto pues vemos las "castas", las "categorías" anotadas en cada registro bautismal: españoles, mulatos, castizos, mestizos, moriscos, lobos, coyotes.

   Al principio me confundió un poco la clasificación, luego, al ir viendo uno, otro y otro más, hubo dos "clasificaciones" que me llamaron más la atención: los lobos y los moriscos. Y luego de buscar y buscar, finalmente encuentro el texto que los define cabalmente:

   
   "A pesar de los importantes avances intelectuales de estos últimos años, tan sólo hemos comenzado a comprender el significado del sistema colonial de castas y sus implicaciones sobre la vida de los colonos en el Nuevo Mundo. El siguiente estudio explora algunos aspectos de la vida de moriscos y lobos a través de los registros matrimoniales de Nueva España. Este análisis forma parte de un proyecto mayor a partir del cual pretendemos examinar la historia social de estos grupos y cómo contribuyeron a definir, articular y modificar las interpretaciones de la casta y la raza durante la temprana edad moderna.

  "Comencemos con algunas definiciones. Dentro del sistema de castas el término lobo se refiere a la cría mezclada, desde un punto de vista racial, de indios y negros. El término era también usado para referirse a la mezcla de mulatos e indios. De ahí, lobo funcionaba como las categorías de zambo, zambaigo, jarocho, loro, cocho, cambujo y pardo —todas ellas se aplicaban a la cría de indios, negros y mulatos—. Muchos de estos términos tenían un significado muy local, como cocho (usado en Michoacán) o cambujo (usado en Oaxaca). El término lobo probablemente se empezó a utilizar en Nueva España con alguna frecuencia a principios del siglo xvii. Antes, las clasificaciones de zambo y zambaigo habían sido usadas de manera más común, pero perdieron aceptación hacia finales de 1500 (aunque permanecieron como categorías importantes en otros lugares del reino español). La desaparición de las categorías de zambo y zambaigo, con mucha probabilidad puede ser el resultado de las ordenanzas.

  "A diferencia de los lobos, los moriscos eran esencialmente mulatos de piel clara, provenían fundamentalmente de la mezcla de españoles (blancos) y mulatos. Derivado de “moor” (moro), la categoría de casta “morisco” representaba una designación étnica y religiosa transformada en una especie de categoría de raza. A lo largo del periodo colonial, el término morisco también se aplicó a individuos que creían en el Islam. Gracias a los trabajos de investigadores como Karoline Cook, sabemos que en el siglo xvi y la primera mitad del xvii, un número de musulmanes viajó a las colonias desde España de forma legal e ilegal. Algunos de los primeros vinieron como soldados cautivos, sirvientes y guardias en los ejércitos de los conquistadores". (1)

Clasificación de bautismos en la Villa de Salamanca de acuerdo a su calidad: (ES: español. MU: mulato. MO: morisco. ME: mestizo. CO: coyote. LO: Lobo.)

Año:     ES   MU  MO  ME   CO  LO
1651      3      3      1       1      0      0
1652      2      3      1       3      0      0
1653      4      3      3       1      0      0
1654      0      3      2       3      0      0
1655      4      1      1       0      0      0
1656      2      3      3       1      1      0
1657      9      3      1       2      0      0
1658      4      1      1       5      0      2
1659      4      1      1       2      0      0
1660      2      1      2       0      0      0
1661      9      5      3       2      0      0
1662      5      6      2       8      0      0
1663      5      2      0       1      0      0
1664      2      1      1       3      0      0
1665      1      2      3       4      0      0
1666      2      2      3       5      0      0
1667    10      4      3       2      0      0
1668      6      3      3       3      0      0
1669      2      5      2       2      0      0
1670      8      5      4       7      0      0

En otra ocasión incluiré aquí los años siguientes:

Fuente:

1.- Vinson III, Ben. Moriscos y lobos en la Nueva España. Debates históricos contemporáneos: Africanos y afrosescendientes en México y Centroamérica. Coord. María Elisa Velásquez. Centro de estudios mexicanos y centroamericanos. México, 2011. pp. 159-178

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada