viernes, 12 de febrero de 2016

La oficina de Correos y sus muchos cambios en Salamanca

   El correo fue en su momento tan importante como lo es en la actualidad la línea de Internet que tenemos en casa o la línea pública de la que nos podemos conectar en computadoras y algunos dispositivos, sean tabletas o celulares. El administrador de correos fue durante buena parte del virreinato un importante cargo, asimismo lo fue a lo largo del siglo XIX pues el administrador del correo era persona de suma confianza que recibía todo tipo de encargos y envíos. Desconocemos, al menos yo no lo sé, en dónde se encontró el correo a lo largo del siglo XVIII, que fue un siglo de desarrollo en la Villa de Salamanca, quizá estuvo en las Casas Cosistoriales, localizadas en la actual Allende esquina Tomasa Esteves, yo lo recuerdo esa oficina desde que tengo uso de razón, es decir, por allá de la década de los años sesenta del siglo XX.

   La oficina del Servicio Postal se localizó al menos desde 1950, hasta comenzar 1970 en la calle Negrete, que era el frente oriente del Mercado Municipal. Justo a un lado de la oficina del licenciado Díez de Bonilla.

   Luego, en la década de los setenta la oficina de correos pasó a la esquina de Tomasa Esteves con Morelos.

   Al poco tiempo, también en la década de los setenta, el Correo pasó a otro lugar, en la calle Revolución, casi esquina con Obregón.

  Comenzada la década de los noventa, la oficina de Correos pasó a la esquina de la calle Aldama con Sánchez Torrado.

  En la actualidad el Correo se localiza sobre la calle Morelos, esquina con Pasajero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada