lunes, 15 de febrero de 2016

De como se estructuró, poco a poco, el barrio de San Antonio en Salamanca

    El documento que ahora vemos no nos dirá de una enorme compra-venta, no nos dirá de una hacienda o un rancho... es decir, no hablamos de extensiones sino de el valor que las cosas tienen y la forma en que se hicieron en Salamanca casi al terminar el siglo XIX. Este es un ejemplo más de cómo se fue formando Salamanca.

Salamanca, Gto., Abril 17, 1889.-
C. Jefe Político.

   María Bernabé Aguilera viuda e indígena de la extinguida comunidad de San Antonio, ante Ud. comparezco y respetuosamente digo: que con el carácter expresado y desde tiempo inmemorial he poseído en el pueblo de San Antonio, un solar que aprecio en 50 pesos, el cual linda al norte con otro que era de Miguel Robles y hoy de Agustín Martínez mediando el camino de fierro al poniente con Marcelino Robles; al sur con otro que era de José María García; y al oriente con otro que era de Juan García  y hoy de Octaviano Arredondo. Que el solar deslindado no está aun adjudicado por el mismo como poseedor lo denuncio pidiendo a Ud. se me adjudique de veinte de Abril de setenta y ocho; circular de nueve de Octubre de cincuenta y seis y veintiuno de Diciembre de sesenta y uno.

   Más como para justificar el título de propiedad que Ud. me extienda sea necesaria la información testimonial correspondiente lo ofrezco al tenor del siguiente interrogatorio:

   1a.- Digan su nombre y demás generales de la ley.
   2a.- Si conocen el solar que aparece deslindado en este documento y si les consta haber pertenecido a la extinguida comunidad de San Antonio.
   3a.- Si les consta que no está adjudicado.
   4a.- Si les consta que la postulante con su familia y desde tiempo inmemorial es la poseedora de dicho solar.
   5a.- Si lo expuesto es público y notorio dando la razón de su dicho.

   Justificados los puntos de la ley con el anterior interrogatorio pido se extienda el título correspondiente.

   Salamanca, diez y siete de Abril de mil ochocientos ochenta y nueve.

   Otro sí digo que presento mi solicitud con estampillas de cinco centavos por mi notoria pobreza. A ruego de Bernabé Aguilera por no saber firmar. Juan Vega.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada