lunes, 3 de mayo de 2010

¿Cuándo fue la verdadera fundación de la Villa de Salamanca?

El mar Caribe visto desde Cozumel. Foto de La Palafox.


La pregunta se antoja interesante, sobre todo para aquellos que gustan de conocer un poco más a profundidad lo que es el origen verdadero del lugar donde vivimos, ó, en todo caso, saber la razón por la cual hay un nombre tan emblemático como el de Salamanca, que fue puesto a este asentamiento del Bajío. Es necesario saber que antes de que hubiera una penetración española hacia el norte de la Gran Tenochtitlán y antes aún de haber sido pisada por los españoles, la capital azteca, los peninsulares sabían de la existencia de lo que llamamos México, específicamente de la península de Yucatán y es precisamente allá en donde se inicia la historia de las fundaciones de las Villas de Salamanca que hubo en la Nueva España.


Salamanca, la añeja ciudad española, es punto de referencia cuando leemos sobre los conquistadores de México y sobre los pensadores del siglo XV. San Ignacio de Loyola, por mencionar tan solo un personaje, pasó en algún momento por Salamanca, pues su Universidad era la más acreditada de la Europa Medieval y Renacentista. Y fue uno de los conquistadores el que nació en Salamanca, Francisco de Montejo, y es a él a quién debemos de conocer para entender la razón por la cual hubo diez fundaciones de Villas con el nombre de Salamanca, antes de que se fundara en la que nosotros vivimos.


Francisco de Montejo “el Mozo”, hijo del Adelantado, Francisco de Montejo.


Francisco de Montejo embarcó a las Indias contando 35 años, en 1514. Llegó a lo único poblado en ese entonces, la isla Hispaniola, lo que hoy conocemos como República Dominicana, luego participó en la puebla de la isla de Cuba, llamado Fernandina, cuatro años más tarde, junto a Juan de Grijalva organizan una exploración hacia la parte sur de la Fernandina, descubren Cozumel, rodean Yucatán por el cabo Catoche, y siguen la misma ruta que un año antes, 1517, Francisco Hernández de Córdoba había hecho hasta su deceso que ocurre en las inmediaciones de Champotón., en el actual Campeche.


La Casa de Montejo en Mérida, Yucatán. Foto de César.


Francisco de Montejo nació en Salamanca, España, en 1479, es hijo de Juan de Montejo y Catalina Álvarez de Tejeda, ambos salmantinos de familia acomodada. Tiene un hijo con una sevillana, Ana de León, sin estar casado. Más adelante, por sus servicios a la Corona, el hijo, de nombre Francisco es legitimizado por el rey, Carlos V. Años más tarde, antes de ser consumada la conquista de Tenochtitlán, Hernán Cortés lo envía a España a entregar su Primera Carta de Relación era el año de 1519 y fue cuando casó con una salmantina, Beatriz de Herrera, de la unión nació su única hija Catalina de Montejo y Herrera, quién a su vez se casó con el Alonso Maldonado, presidente de las "Audiencias de Honduras y Santo Domingo de la isla La Española". El 8 de diciembre de 1526, Carlos V lo autorizó a emprender la conquista de Yucatán con los títulos de Adelantado, Gobernador y Capitán General, mismos que heredó a su hijo Francisco de Montejo, "el Mozo". En 1527 partió de Sanlúcar de Barrameda, España, hacia tierras americanas.


Es en ese entonces que comienza la larga e increíble historia de las fundaciones de la Villa de Salamanca, la cual se tiene que mover una, otra y varias veces más… eso lo veremos a detalle más adelante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada