domingo, 21 de junio de 2015

La misteriosa (¿?) desaparición de las placas en Salamanca.

 Para nadie es novedad ver lo que está sucediendo en los tiempos actuales, no únicamente en Salamanca, o el Estado de Guanajuato, o más aun, en todo México, en el que somos víctimas de robos, asaltos, secuestros, extorsiones, y de todo aquello en que el crimen organizado, en cualquiera de sus niveles, puede realizar. Hace algunos meses daba cuenta en este espacio cómo ha sido Salamanca víctima de la desaparición de las placas que, colocadas por algún motivo específico, sea la conmemoración de un momento histórico, como el Centenario del inicio de la guerra de Independencia, o el centenario del natalicio de Benito Juárez, la inauguración del puente Negro o la del puente El Molinito, y su desaparición sea por intransigencia gubernamental que por olvido, que por ignorancia... el caso es que, buena parte de las placas históricas de Salamanca ya no existen. 

 Y lo que ahora, en estos días y, desde hace semanas, está sucediendo en esta ciudad es el robo de las placas que marcan inauguraciones que las distintas administraciones municipales o, diversos organismos, como el Club de Leones o la Parroquia del Sagrado Corazón, colocaron en su momento para dejar testimonio del evento. Una a una han sido robadas, seguramente fundidas y, lo peor del caso es que se han perdido irremediablemente para las generaciones futuras. (A un costado del templo de San Agustín había una placa que recordaba a El Giro, Andrés Delgado)

 Estos actos suceden, seguramente, en la noche, cuando no hay vigilancia alguna que impida el hurto de algo que, si bien no es trascendente, si nos está dando cuenta fehaciente del nivel de inseguridad que estamos padeciendo pues, si esto sucede en el colectivo, no me quiero poner a pensar lo que sucederá con los bienes particulares. (Cercano a la estación del tren, estaba una placa, justo encima del paso a desnivel de la calle Obregón).

 En lo personal me da lástima ver vacíos los pedestales en donde hace poco estaba colocada una placa. Una placa que nos decía fechas, obras y personajes, pérdida sencilla pero que lleva en sí una parte de la memoria colectiva que, usando martillo y punzón nos ha sido arrebatada. Una lástima que esas cosas sucedan en Salamanca y se sigan multiplicando. (La placa ya desaparecida en el monumento al padre Campusano, afuera de la parroquia del Sagrado Corazón).

 Aquí estaba la placa del Parque Infantil de San Antonio.

 En la esquina de Zaragoza y Morelos había una placa de cuando don Florencio Orozco había sido Presdiente Municipal y se había inaugurado el alumbrado público del centro de Salamanca.

En los sesenta el Club de Leones de Salamanca colocó este monumento frente a sus instalaciones, la placa ha sido robada.

A un lado del puente del Molinito, junto al campo de futbol del mismo nombre, hace ya meses que desapareció la placa que recordaba las mejoras hechas por el municipio al puente sobre el río Lerma.

  En el Jardín Lázaro Cárdenas también desapareció ya la placa que se colocó cuando fue inaugurado.

  La de la Escuela Secundaria 18 de Marzo.

   Creo que está fue una de las primeras placas en desaparecer, sino la primera de todas. Es en la calle Hidalgo, una cuadra antes de llegar a la calle Progreso y/o El Sol, seguramente la placa era relacionada a la ampliación de esa que era la entrada a Salamanca en su momento, estaba frente a Nativitas.

   Ni al Padre de la Patria respetaron, también desapareció ya la placa que en su monumento en la glorieta de las Calles Hidalgo y Héroes de Cananea habían colocado.

   Otra placa desaparecida es la que estaba en la esquina de Faja de Oro y Veracruz.

  Cuando se hizo la ampliación de la Avenida Faja de Oro, se colocó una placa, la cual hace tiempo desapareció, es decir, fue robada.

  Esta creo fue la última fotografía que le tomaron a la placa de la inauguración de la "bola" (que no es bola) y que desaparecieron en abril de 2015... espero pecar de desconfiado y que aun sigue allí, pero lo dudo.

En el inicio del Boulvard Clouthier había una placa que recordaba su inauguración, ahora ya desaparecida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario