jueves, 8 de septiembre de 2011

La restitución de la corona robada al Señor del Hospital en Salamanca.

Seguramente te enteraste que el año pasado, además de haber celebrado el 30 de marzo (2010) el 450 aniversario de la llegada del Cristo del Señor del Hospital, sucedió que el 9 de agosto de ese mismo año la corona que durante muchos años portaba el Cristo fue robada. De lo que sucedió después, de que si fueron detenidos sospechosos o culpables nada se supo, lo que si se supo fue de la movilización que a lo largo de un año los fieles de la zona tuvieron para colectar los fondos necesario para reponer la corona. A raíz de lo sucedido se especuló mucho sobre la antigüedad y valor de la pieza, hubo quien se atrevió a decir y publicar que la corona tenia casi la misma antigüedad que el Cristo, incluso hubo quién dijo que casi 500 años tenía, aseveraciones por demás exageradas y absurdas.

Recientemente apareció un libro que publica la Presidencia Municipal de Salamanca en la que se hace, por primera vez, un estudio profesional de la historia de la fundación de esta ciudad. Son muchos los datos que hemos encontrado en él, pero ahora nos enfocamos a uno en específico, el que aclara la antigüedad que la corona del Cristo del Señor del Hospital tiene: 233 años al día de su robo.

La historiadora, Monserrat García Rendón, tiene a bien ofrecernos un capítulo que habla sobre las cofradías que en Salamanca se formaron en el siglo XVI y XVII, allí menciona sobre la existencia de una de esas cofradías que tenía por sede la Capilla de la Asunción, templo que en la actualidad conocemos como El Expiatorio y que para entonces, 1777, se le denominaba Santuario del Señor del Hospital. La cofradía se llamaba La Preciosa Sangre de Cristo y su mayordomo era José Leonicio.

"(...) José Leonicio yndio descendiente de los que fundaron la Iglesia y Santuario del Señor del Hospital de esta villa (...) he sido seis años mayordomo contados desde el año setenta y cinco para el de setenta y seis en el que pinte la Yglecia con la aprobacion del Sr. Cura D. Pedro fernandes de Agreda. El siguiente en que tambien lo fui se le hizo al Señor una corona de oro. En el tercero trate de entarimar la Iglesia.Y fui en persona a Ucareo a que se cortaran las vigas y tablas. Y en el cuarto fue cuanto tuvo efecto dho entarimado y en el mismo se hicieron Albas, manteles, Amitas, purificadores (...) (Archivo Parroquial del Señor del Hospital. Varios, paquete: Cofradías, juicios y peticiones, año de 1783). (1)

Fuente:

1.- García Rendón, Moserrat. Génesis de una villa y su parroquia. Salamanca siglos XVI-XVII. Presidencia Municipal de Salamanca, Administración 2009-2012. Salamanca, 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada