sábado, 24 de septiembre de 2011

Las puertas del templo de San Agustín en Salamanca.

Un referente que tenemos todos los salmantinos es, sin lugar a dudas el templo de San Agustín. Normalmente sucede que, cuando tenemos un visitante en casa, lo llevamos a conocer este templo que sorprende a todos por su belleza. Las puertas, tanto la principal como la lateral, regularmente pasan desapercibidas. Sin embargo, si eres de los que suele hacer esa visita para mostrarle a tus amigos el templo, será bueno que incluyas las puertas, tienen un trabajo, si bien sencillo, excepcionalmente bello de ebanistería, aquí lo verás a detalle.

Este es un antiquísimo símbolo que igual es la Santísima Trinidad que el Ojo de Horus, el ojo protector. O, como se interpreta en el catolicismo: el ojo de Dios que todo lo ve.

Este libro representa La Biblia.

Este es el bonete de obispo, dado que San Agustín fue obispo de Hipona.

Aquí vemos la representación de la Iglesia, dado que San Agustín es Padre de la Iglesia.

Ahora vemos los dos símbolos que identifican también al obispo: la Mitra y el Báculo.

El corazón inflamado, símbolo de los agustinos. "El atributo habitual de San Agustín del “corazón inflamado, atravesado por una o tres flechas (cor caritate divina sagittatum), se toma de su IX libro: Confesiones en el que dice: ‘Habías herido mi corazón con las flechas de tu amor’.” Tomado de: Louis, Iconographie de l'Art Chrétien. Español Iconografía del Arte Cristiano : Iconografía de los santos A-F, tomo 2 vol. 3. Barcelona, Del Serbal, 2000, p.38. (Referencia tomada del sito de la BUAP).

Hay más detalles que encierran estas puertas, los puedes ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada